8 Mar 2020 - 2:00 p. m.

¿Cómo impactan los aceites esenciales en el bienestar de las personas?

Ya sea a través de la inhalación, con una aplicación tópica o ingeridos, estos productos extraídos de la naturaleza ayudan con las cargas internas y externas del organismo. Estas son algunas de sus bondades.

* Redacción Especiales

A lo largo de los años las personas se han interesado por su bienestar integral, sin embargo, en los últimos tiempos ha sonado con mayor eco la preocupación por cuidarse de los agentes externos que alteran el funcionamiento del organismo, por los alimentos que afectan los órganos y por las rutinas diarias que suman estrés y alteraciones nerviosas al cuerpo. ¿Qué hacer? es la gran pregunta de todos y en esa búsqueda de respuestas hay quienes se someten a costosos tratamientos médicos e incluso a dolorosos procedimientos quirúrgicos, aún cuando no es la única opción.

Desde tiempos remotos se ha escuchado del poder que tienen las plantas y de la energía viva de la naturaleza, de hecho, múltiples estudios hablan de que los aceites esenciales, por ejemplo, se pueden utilizar en medicina natural tanto por su aroma como por su acción sobre el tejido corporal y muscular, o para limpiar y desparasitar, entre muchas otras cosas. Pero ¿realmente impactan de manera positiva en el bienestar de las personas, en sus dolores o en sus tristezas?

En 1993, el empresario estadounidense Donald Gary Young tras varias experiencias vividas, desarrolló su primera explotación de cultivo ecológico de plantas aromáticas y sus primeras instalaciones de destilación, en ese momento descubrió el poder que tienen los aceites esenciales, y creó la compañía Young Living Essential Oils. La primera compañía de aceites esenciales en asociarse con la NASA, estudiando los efectos de la radiación en el espacio sobre semillas y aceites para comprender el impacto de esta en la tierra.

Con el paso de los años los estudios de la marca fueron creciendo, así como su expansión. Hoy, entre los mercados donde tiene presencia se encuentra Colombia. Young Living Essential Oils abrió operaciones en el país en febrero del año pasado como parte del proceso de desarrollo y expansión de la compañía dentro del proyecto llamado 5x5, que consiste en la apertura de cinco mercados nuevos por año durante los próximos cinco años. Una de las razones que motivó a su cofundadora Mary Young a darle apertura al mercado en Colombia es por el arraigo hacia lo natural en las costumbres de los colombianos y que muchas molestias de salud o emocionales se solucionan con productos naturales.

La compañía llegó en febrero de 2019 y actualmente cuenta con un punto de venta en Bogotá y con distribución en Bucaramanga. “Este año el propósito es expandirnos a otras ciudades del país como Medellín, Cali y Barranquilla. Aunque nuestro fuerte son los aceites esenciales, también vendemos otros productos con esa misma base. Productos como jabón de manos, crema de dientes, humidificador e incluso una bebida antioxidantes de frutos rojos. Todos elaborados con la firme creencia del poder que los aceites esenciales causan en el cuerpo”, cuenta Travis Miller, gerente general de Young Living Colombia.

Y es que los aceites esenciales al ser materia prima vegetal, intensamente aromáticos, no grasos, volátiles y obtenidos directamente de plantas, raíces, flores, hojas, árboles, son un compuesto químico natural que se puede emplear como remedio casero en numerosas situaciones.

Es importante tener en cuenta que al ser sustancias muy concentradas, deben usarse diluidos en otros elementos como aceites vegetales, agua o arcillas. Existen tres vías diferentes por las que se pueden aprovechar los beneficios de los aceites esenciales para el organismo:

Inhalación: Los aromas activan el sistema límbico, el encargado de regular las emociones, la memoria, el hambre y los instintos sexuales. Se puede usar un difusor o añadir unas gotas de agua caliente al aceite para inhalar el vapor. Esta suele ser una de las formas más seguras de hacer uso de los aceites.

En la piel: La mayor parte de los aceites esenciales no se pueden aplicar directamente sobre la piel, pero algunos, una vez diluidos en otros aceites o agua, ya no resultan perjudiciales al contacto directo con el cuerpo. Sólo los aceites esenciales de lavanda, manzanilla y árbol de té pueden aplicarse directamente sobre la piel.

Los aceites esenciales hidratan y nutren en profundidad dejando un tacto aterciopelado sin sensación grasa en la piel. Si quiere regenerar la piel del rostro, puede aplicar unas goticas de aceite esencial en la frente, la barbilla, los pómulos y la nariz y extenderlas desde el interior hacia el exterior del rostro con movimientos descendentes. Para el resto del cuerpo, aplicando los aceites esenciales con masajes se estimula la microcirculación, favorece la desaparición de la celulitis, mejora la elasticidad y la firmeza de la piel y elimina la sensación de piernas pesadas.

Ingeridos: Los aceites esenciales se pueden ingerir en forma de píldoras, aunque en este caso tiene que ser un especialista el que haga la prescripción y la posología.

Además de estos usos y beneficios, los aceites esenciales también son un gran aliado para mejorar los estados de ánimo. La aromaterapia, por ejemplo, puede influir en lograr más concentración, relajación o sosiego, así como tener más energía y vitalidad. Para este propósito es importante tener en cuenta que, en masaje, en el agua del baño y en los quemadores son las opciones más populares y efectivas.

Comparte: