8 Mar 2020 - 2:00 p. m.

“Declaraciones de vida para la mujer”, una obra que reta el poder de la palabra

La conferencista y escritora Samara Pérez, en el marco del Mes de la Mujer, lanza su primer libro, cuyo objetivo es impactar y transformar vidas.

MARÍA ALEJANDRA MORENO TINJACÁ

“La mujer carga vida en su vientre, pero también en sus labios. Las palabras que pronuncia son capaces de declarar vida a sus circunstancias. Sus sabias palabras de fe quitan todo aquello que vuelve turbia su visión”, estas son las frases que se leen en la contraportada del libro Declaraciones de vida para la mujer, de la pastora y escritora Samara Pérez, una mujer de Dios que procura dejar huellas espirituales en las personas a través del ministerio que Dios le dio, los libros y la música.

Declaraciones de vida para la mujer es el primer libro que Samara publica y con él tiene un objetivo claro: “Que las mujeres sepan que son valiosas y que con sus palabras y acciones pueden construir familias y sociedades más empoderadas”. Y es que su libro es un llamado a hablar desde lo positivo, a declarar las promesas que Dios tiene para cada persona y hablar desde la sabiduría.

El libro lo escribió en un momento en el que sentía que debía aportar para transformar realidades. Samara nació en Venezuela en una familia conformada por siete hermanos. Sus padres eran separados, por lo que su madre, Guadalupe, era quien llevaba el liderazgo en el hogar. “Entre el trabajo y las labores de la casa, pasaba mucho tiempo sola con mis hermanos, pero el trato no era tan sano; había palabras hirientes que dejaban huellas amargas en el corazón”.

Al recordar esos momentos y empezar a ejercer su rol como mamá, la escritora quería empezar a escribir una nueva historia en su familia. Una que se destacara por el poder de la palabra, las promesas de Dios y hablar siempre de lo bueno. Porque, sin duda alguna, cada palabra que se dice —sea positiva o negativa— va a producir un resultado en la vida que se toca. “La palabra es como una semilla y tenemos en nuestra boca el poder de construir desde lo bueno”.

Samara eligió construir desde lo positivo y las promesas de Dios; por eso, en el trato con su esposo, su hija y familiares siempre piensa en la semilla que quiere sembrar. Una tarea que no parece fácil, pero se debe tomar una decisión para generar un cambio. Y ¿por qué las mujeres? La gran mayoría de quienes integraban el hogar de Samara eran mujeres, y su mamá siempre le recalcaba que las mujeres, en los diferentes roles que cumplen, son valientes, esforzadas y saben cómo levantarse.

Al final del libro hay un espacio en blanco para que las personas escriban sus propias declaraciones, tengan un tiempo de oración con Dios y puedan meditar en la palabra para atesorarla en su corazón y así poder vivirla. “Al terminar el libro, que tiene cien declaraciones, descubrí que podemos usar la palabra para hacer el bien. Para impactar en la vida de mis hijos, mi esposo y de quienes me rodean. Tengo en mi boca la posibilidad de hablar lo bueno y construir. Es entender el poder de la palabra”, señala la escritora.

Porque, como lo dice en la Biblia, “la muerte y la vida están en poder de la lengua”, Proverbios 18:21, y cada persona tiene en su boca el poder de hablar lo bueno o lo malo; esa es la decisión de cada uno y el que elija traerá sus frutos. Cuando Samara meditaba en esa palabra, mientras compraba unas naranjas en un supermercado en Florida, donde reside, vio unas muy bonitas, las compró y creyó que, por su color, serían muy dulces. La sorpresa fue cuando llegó a su casa y al probar una de ellas su sabor fue agrio. De inmediato lo relacionó con las personas, pues hay unas muy lindas por fuera, pero sus palabras son amargas y eso destruye relaciones, “hace que las personas no quieran escucharte, porque siempre están quejándose, hablando lo malo o criticando; de ahí que muchas personas se dediquen a dañar a las otras y pasar por encima de ellas. Por eso es el llamado que nos hace la palabra de hablar lo bueno y de levantar a las personas. Porque de la abundancia del corazón habla su boca”.

Además de promocionar su libro Declaraciones de vida para la mujer, Samara también dará unas conferencias en Cali, donde hablará del poder de las transiciones, pues las mujeres son quienes más tienen que vivirlas, debido a los roles que cumplen. Ya sea de soltera a casada, ejercer el rol de madre, cambiar de trabajo, todo lo que presenta la vida. Esas transiciones, como refiere Samara, van acompañadas de las palabras “yo puedo”: yo puedo levantarme, recuperarme y reinventarme, porque el poder de las transiciones es que cada persona crece, aprende y puede ver la vida desde otra perspectiva. “Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas, pero anímense, porque yo he vencido al mundo”, Juan 16:33.

“Mi invitación es que vivan las transiciones con todo el amor del mundo y que se dediquen a hacer lo que más aman y dejemos a un lado esa mentira, que no alcanza el tiempo. Porque, como dice la palabra de Dios, hay un tiempo para todo”.

Samara se define como una mujer soñadora y amante de la naturaleza, particularmente del océano, las palmeras y la brisa. Ama a su familia y pasar un día con ellos es su mayor satisfacción, pues entiende que la jornada de la vida puede ser corta y que no somos dueños de nuestros días, pero sí dueños de cada momento aprendido, disfrutado y aun desperdiciado. “Es por ello que cada momento que paso con mi familia, trato de que sean momentos de calidad”, concluye con una sonrisa en el rostro y la satisfacción del deber cumplido.

Comparte: