21 Dec 2018 - 1:42 a. m.

Descubren en Perú un centro ceremonial de más de mil años con entierros humanos

Encontraron 18 entierros en total, seis de mujeres y doce de varones.

- AFP

Arqueólogos peruanos descubrieron al norte de su país un centro ceremonial de más de mil años de antigüedad con 18 entierros humanos, seis de ellos de mujeres con ofrendas de camellos, informó el jueves la prensa local.

El recinto ceremonial en forma de “D” fue descubierto en el santuario Santa Rosa, que habría sido construido entre los años 800 a 900 d.C, en la provincia de Chiclayo en la región Lambayeque (noreste), dijo Edgar Bracamonte, jefe de los investigadores.

"Este hallazgo está relacionado a la arquitectura ceremonial y política de la cultura Wari (600 a 1200 d.C), originaria de la región andina de Ayacucho y que se extendió por una parte de la costa hasta llegar a la selva del Cusco", señaló el arqueólogo citado por la agencia estatal Andina.

Lea también: Una torre de 2.500 años, clave para estudiar la momificación faraónica

El lugar mide 8,20 metros, y está construido con adobes unidos con barro. En su interior y exterior hay 18 entierros, seis de mujeres y doce de varones, que parece fueron ofrendados, señaló Bracamonte.

"Por la forma del entierro, los restos hallados revelarían el periodo final de la civilización Wari en el norte", acotó el investigador.

Sostuvo que uno de los restos fue encontrado decapitado y con las manos amarradas. Se presume que pertenecería a un poblador de otra cultura.

También le puede interesar: Hallan cuatro ataúdes en tres pozos al sur de las Pirámides de Guiza

También descubrieron en el recinto objetos de metal, orejeras de madera, cucharas, puntas de obsidiana (roca volcánica) y minerales que no pertenecerían a la zona norteña.

Los investigadores ubicaron en el recinto la construcción de un entierro de unos dos metros de diámetro, elaborado con adobes y en cuyo interior se registraron ofrendas de camélidos y vasijas. "Esta tradición corresponde a prácticas ceremoniales foráneas, no de la cultura Wari", explicó el arqueólogo.

Los trabajos comenzaron en septiembre y culminarán a fines de diciembre.

Comparte: