Publicidad
21 Oct 2009 - 9:46 p. m.

El hombre que se alimenta del sol

El maestro indio Hira Ratan Manek perfeccionó una técnica de sanación a través de la observación del astro rey.

Sara Araújo Castro

Adonde lo llaman va, basta ver en su página de internet qué fechas tiene disponibles para contactarlo. El costo de su llegada no sobrepasa los tiquetes aéreos y el alojamiento, que puede ser en la casa de quien lo invita. Hira Ratan Manek ha dedicado su vida a transmitir de manera gratuita un mensaje bastante particular: el ejercicio de mirar directamente al sol por algunos minutos al día, puede convertirse en fuente de sanación e incluso de alimento.

Por estos días, Ratan está de visita en Colombia. Primero pasó por Bogotá, en donde dictó esta semana algunas conferencias, y hoy se encuentra en Cúcuta para contarle a la gente que en ciertas horas seguras del día, hacer sungazing sana la mente, el cuerpo y el espíritu. El Espectador se reunió con este maestro indio para conocer los secretos de su novedoso método de sanación, basado en los poderes del sol.

¿Cómo descubrió esta técnica?

Desde joven me interesé por las culturas antiguas y descubrí que  un elemento común era la adoración al sol. Tardé 30 años en perfeccionar la técnica que consiste en mirar 10 segundos progresivamente al sol hasta completar 30 minutos en horas seguras: después del alba y antes del ocaso.

¿Cuáles fueron los resultados?

Cuando invité a otras personas a practicar la técnica empezaron a sanar de enfermedades mentales y físicas. Y desde que la practico ya no tengo temores. No me enfermo, vivo positivo, mentalmente sano.

¿Por qué decidió compartirla con el resto del mundo?

Muchas prácticas médicas son complicadas y costosas; esto es gratis, sin gurú y sin mecanismos complicados. Además, encontré que la mayoría de las prácticas de sanación incluyen la energía del sol de manera indirecta, como, por ejemplo, la radioterapia.

¿Y los riesgos para los ojos?

A mediodía es peligroso mirar al sol directamente, pero en la mañana y en la noche no. Se obtiene un gran poder de la energía solar en el cerebro a través de los ojos, que estimula las neuronas y devuelve la salud mental.

¿Por qué tomar el sol no basta y hay que mirarlo directamente?

Porque el cerebro se modifica sólo si la luz solar entra a través de los ojos.

¿Su interés fue inicialmente médico?

Sí, mi interés era científico y ahora la comunidad médica lo acepta.

¿Esta técnica también tiene un efecto espiritual?

Sí. La gente está urgida de la espiritualidad, pero para desarrollarla se necesita salud mental y física. No es posible meditar si no se está sano en cuerpo y mente.

¿Es cierto que con esta práctica se puede dejar de comer?

No es que yo no coma nada, no como sólidos, pero sí alimentos líquidos. Hay mucha gente en el mundo que lo hace, pero no se atreve a decirlo por miedo a las críticas y burlas.

¿Su técnica tiene algo que ver con religión?

No, es sólo ciencia. Mi religión es el bienestar de las personas.

¿Ha recibido muchas críticas?

No hay oposición. En mi practica la gente del sector médico se ha sentido cómoda y muchos aceptan que funciona. En Chile realicé 10 conferencias y la mayoría de los asistentes eran médicos y estudiantes de medicina.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Salud