26 Aug 2008 - 2:54 a. m.

‘El mundo no acepta más impunidad’

Luis Moreno, fiscal del CPI, comparó el país con el Congo. El fiscal Mario Iguarán aseguró que la parapolítica acaba de comenzar en Colombia.

El Espectador

Horas antes de que formalmente comenzara la visita a Colombia del fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno, el presidente Álvaro Uribe Vélez expresó que no había nada que ocultar en materia de justicia. Pero pasaron pocos minutos para que, en términos numéricos, Moreno hiciera una dura comparación entre la situación del país y los crímenes cometidos en la República Democrática del Congo: “En términos de gravedad, Colombia está al tope”.

El lunes, en el hotel Bogotá Plaza, durante el foro de reflexiones acerca de las actuaciones judiciales en Colombia a la luz de los estándares internacionales, al que  también asistieron el ministro del Interior Fabio Valencia Cossio, el canciller Jaime Bermúdez, el vicepresidente Francisco Santos y el fiscal Mario Iguarán Arana, Moreno aseguró que está analizando la situación del país y en caso de concluir que no hay  procedimientos judiciales, la CPI tendría que  intervenir. “El mundo no acepta más impunidad”, agregó.

El fiscal de la CPI dijo que les explicará a los fiscales cómo actúa la justicia internacional frente a los casos masivos y similares: “Empezamos con los máximos responsables que no siempre son los que están en el máximo nivel del organigrama. No hay un criterio legal para saber a quién investigar, por eso es bueno mirar los incidentes más graves y quiénes los cometen”. 

Frente a los casos de la parapolítica, donde no ha habido involucrados con delitos lesa humanidad, Moreno sostuvo que “van a estudiar caso por caso en la medida en que se condena”.

Precisamente esa fue una de las principales inquietudes que tuvo que resolver el vicepresidente Francisco Santos. “Moreno estaba muy  preocupado y nosotros le dijimos que sí estamos preguntando por estos hechos, por ejemplo, ha ocurrido con Álvaro García, quien además de responder por concierto para delinquir, lo debe hacer por masacres. Igual está ocurriendo con el ex gobernador de Sucre, Salvador Arana”.

El Gobierno también tuvo que dar explicaciones acerca de la decisión de extraditar a los jefes paramilitares. El argumento del Vicepresidente fue que se vieron obligados a hacerlo, porque estas personas no estaban reparando a las víctimas. Ahora, en sus manos está cooperar para mantenerse en justicia y paz o enfrentarse a las acusaciones que les esperan en Colombia, porque sus crímenes no prescriben. Agregó que ya hay cuatro extraditados que anunciaron cooperar, los otros simplemente están esperando el momento procesal en Estados Unidos y falta determinar si será por internet o qué otro medio virtual.

El fiscal de la CPI aseguró que estarán atentos a los resultados de la justicia con  paramilitares, parapolíticos, las Farc e incluso las conexiones internacionales de apoyo.

A su turno, el Fiscal Mario Iguarán defendió la Ley de Justicia y Paz y dijo no tolerar las versiones de que ésta no ha dado resultados, porque pese a las dificultades, ha permitido conocer la verdad. Sin embargo, manifestó que su preferencia habría sido que no extraditaran a los jefes de las autodefensas, porque los procesos hubiesen sido más ágiles.

“Continuaremos impulsando las investigaciones contra la parapolítica. Es cierto, ésta acabó. Pero de empezar. Sabemos que hay preocupación por una reciente preclusión (Luis Humberto Gómez Gallo) y la revocatoria de medida de aseguramiento (Mario Uribe), pero este último no ha sido absuelto”, sostuvo el Fiscal General.

El Vicepresidente remató su evaluación a Moreno asegurándole que, “el Gobierno ha prestado su apoyo y ha respetado las decisiones de la Corte, puede que tengamos discusiones de valoración de pruebas, pero siempre hemos respetado lo que dicen”.

Comparte: