31 May 2020 - 4:06 p. m.

El talento que se necesita en medio de la crisis

Por estos días, en los que la incertidumbre gobierna en varios ámbitos de la vida, las personas están tomando un momento para repensarse, repensar la sociedad, los modelos económicos y la educación. Todo está sujeto a cambio, en una carrera contra el tiempo. Pero hay algo claro, y es que desde la academia en momentos de crisis siempre se ha logrado generar nuevas perspectivas, trabajar en equipo y entender esas oportunidades que nacen de los tiempos que parecieran de más oscuridad. Precisamente es lo que ha ocasionado el coronavirus.

Pero como tenemos la esperanza de que todo va a pasar, y seguro va a pasar, ese escenario que se genere será uno con más retos que requiere a personas con habilidades de liderazgo, estrategia, innovación y un alto sentido por las necesidades de su entorno. Por ello, capacitarse es una de las mejores formas para asumir esa realidad.

Y aunque parece contradictorio pensar en este momento regresar a la academia, “la experiencia nos enseña que normalmente en época de crisis es cuando las personas deben estudiar más, que se capaciten y fortalezcan sus capacidades. Porque en el momento en que la economía salga de la recesión y se creen más empleos, aquellos que estén mejor preparados serán los que mejores oportunidades van a tener”, dice Roberto de la Vega Vallejo, director de Posgrados del CESA.

Las personas tienen claro este escenario. En la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes, por ejemplo, para el segundo semestre del año, hay un número significativo de nuevos estudiantes. “En entrevista con estudiantes y padres de familia, expresan que deben hacer la mejor elección en las carreras, en caso de pregrado, y que saben que tienen que desarrollar habilidades para lo que se viene. Administración es atractiva por su versatilidad. En los posgrados la acogida es mayor, pues se ve la necesidad de hacer mejor su trabajo y aprender esas habilidades que demandará el mercado”, indica Veneta Stefanova Andonova, decana de la Facultad.

Ahora, la encrucijada en la que se ven los aspirantes que quieren hacer sus estudios de posgrados es en qué realizarlos. En el mercado hay una amplia oferta, y para hacer la mejor elección siempre estará presente la pasión, los talentos y el área de desempeño. Pero la coyuntura del coronavirus, enmarcada en una crisis, toman relevancia los Master of Business Administration (MBA). El MBA tiene un enfoque claro: formar a futuros miembros de la alta dirección de las organizaciones.

Quienes lo realicen podrán adquirir una serie de competencias y habilidades que les permitirá asumir posiciones de mayor responsabilidad dentro de las empresas, donde se requiere pensamiento crítico, más estratégico y con una visión internacional. En palabras de Eric Porras, director del programa MBA Egade Business School Tecnológico de Monterrey, “en un momento de crisis, como el que estamos viviendo, realizar un MBA le permite a la persona navegar de una manera más acertada en ambientes de incertidumbre su organización. Lo que aprende no solo es para navegar, sino para tener la capacidad de reactivar las operaciones de la empresa, su relevancia y sus temas de inversión. Acá el liderazgo y las habilidades blandas y de estrategias son determinantes”.

Al pasar la crisis, y cuando las empresas tengan definida su nueva hoja de ruta, requerirán esa habilidad de llevar a sus colaboradores a trabajar por ese objetivo común, que solo se logra cuando la estrategia, el liderazgo y la pasión se alinean. “En el MBA nuestra promesa de valor es que el graduado sea un líder que tenga la capacidad de transformar la organización y las sociedades”, dice Veneta Stefanova Andonova, quien además destaca que la persona que hace un MBA tiene esa capacidad de leer, entender y trabajar para hacer las cosas de una mejor manera, un valor agregado que va a tomar más relevancia en este momento.

Carlos Sarmiento, vicepresidente sénior de Estrategia y Operaciones de Oracle Latinoamérica y parte del Comité Ejecutivo de la región, realizó un MBA en la Universidad Nacional, dice que “más que adquirir conocimientos en el MBA, lo que me pasó fue que cambió mi forma de pensar, que impacta en la forma de abordar los problemas y de ver el negocio. Nos da más recursos a la hora de presentar alternativas. En este momento nos ayuda más que nunca y para las futuras contrataciones”.

Sin duda alguna, las personas que estén mejor preparadas serán las que accedan a mejores oportunidades en el mercado. Por eso, “es un excelente tiempo para realizar un estudio de posgrado y ser parte del cambio que hoy está viviendo el mundo, una oportunidad de aportar”, concluye Roberto de la Vega Vallejo.

Comparte: