19 May 2020 - 10:19 p. m.

En catedral de Florencia reparten un dispositivo para garantizar la distancia

Cuando un visitante de la catedral de Florencia se acerque demasiado a otro, un dispositivo colgado al cuello vibrará para avisarle que está incumpliendo la distancia de seguridad requerida en esta nueva fase de apertura de la emergencia por el coronavirus.

El Espectador

La Opera di Santa Maria del Fiore, que gestiona los monumentos asociados a la catedral de Florencia, como el Baptisterio o el campanario de Giotto, reparte gratuitamente a los visitantes un pequeño dispositivo de apenas siete centímetros de longitud, que se lleva colgado del cuello con una cinta, el cual vibra y se ilumina al rebasarse la distancia mínima.

Según la Agencia EFE, con esta medida inédita, la catedral pretende garantizar “la seguridad y una óptima calidad de visita” después de que el pasado 18 de mayo reabriera sus puertas, tras más de dos meses de cierre.

Además de los museos y monumentos, Italia adelantó su desescalada con la reapertura de restaurantes, comercios y peluquerías, además de permitir el libre movimiento dentro de los límites de la región y la reunión con familiares y amigos sin necesidad de justificación.

Comparte: