11 Dec 2010 - 9:00 p. m.

"Estamos en la senda correcta"

El economista experto en educación del Banco Interamericano de Desarrollo, Hugo Nopo, habla de los resultados de las recientes pruebas PISA, en las que se evaluó la calidad en las escuelas de 65 países, entre ellos las de Colombia.

Gabriela Supelano

Por segunda ocasión Colombia compara su sistema educativo frente al de otros 65 países en todo el mundo a través de las pruebas PISA que realiza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Las pruebas, que se realizan cada tres años a estudiantes de 15 años, buscan cuantificar qué tan preparados están los estudiantes para afrontar los retos del futuro, sus capacidades para analizar, razonar y comunicar ideas. Esta semana, la directora del Icfes, Margarita Peña Borrero, presentó los resultados de los estudiantes colombianos.

Hugo Nopo, experto en educación del Banco Interamericano de Desarrollo, analizó el desempeño del país.

¿Qué fue lo que más le llamó la atención de los resultados de PISA 2010?

Creo que es el hecho de que Colombia es uno de los países donde las diferencias de género son más marcadas. En Colombia las niñas tienen un nivel muy bajo. En matemáticas, materia en la que usualmente los niños obtienen mejores resultados, la diferencia es enorme entre hombres y mujeres. Esta distancia tan grande puede ser producida por la poca equidad en las instituciones, que se ve reflejada en la baja calidad.

Esta es la segunda vez que se hacen las pruebas PISA en Colombia, la primera vez fue hace tres años. ¿Cómo ha sido el progreso del país, estamos como deberíamos estar?

Solamente en una de las tres áreas que se evalúan se puede hacer la comparación y es en el área de ciencias, en la que hubo un progreso de 13 a 14 puntos. Esta diferencia es estadísticamente significativa, aunque en otros países hubo mejorías más grandes. Creo que en Colombia estamos en la senda correcta y los desempeños siguen mejorando, tenemos que continuar con los esfuerzos para que no se den resultados contrarios.

 ¿Cómo influye el tema de los salarios de los profesores en la calidad educativa?

En cuanto a los salarios hay que pensar en más de una dimensión. La primera, son bajos, y la segunda, no sólo son bajos sino que evolucionan de una manera muy plana. Esto quiere decir que no se distingue al buen profesor del mal profesor y sus salarios son acordados sólo por antigüedad. Por esta razón, en Colombia no hay incentivos para tener buenos docentes y por consiguiente tampoco hay un ejemplo para que los estudiantes quieran ser mejores. Además, los jóvenes que están decidiendo qué carrera seguir y averiguan cuánto ganan los maestros, no optan por escoger la carrera de docente. Muchas veces son los que no tienen otra opción los que la escogen y no necesariamente los mejores.

¿Es cierto que el nivel socioeconómico de los estudiantes no necesariamente afecta sus competencias y resultados?

Esto es cierto para países que tienen buen desempeño en las pruebas, ya que tanto ricos como pobres logran obtener buenos puntajes. En los países de bajo desempeño como Colombia, a los pobres les va peor que a los ricos e igual que a los estudiantes de escuelas públicas y a las mujeres.

¿Cómo puede ser usada la tecnología para el mejoramiento de la calidad educativa?

La tecnología es una gran promesa para la educación, pues tiene el potencial de ser una herramienta muy útil en este campo. La cuestión es que para que sean efectivos los nuevos medios y la tecnología es necesario entrenar a los docentes y niños desde pequeños. El hardware o software por sí mismos hacen muy poco para el aprendizaje. Colombia entra en este mismo diagnóstico, ya que en muchos casos los profesores no están capacitados para utilizar los computadores y la internet como herramienta pedagógica y se enfocan en usarla solamente como un medio de búsqueda de información.

 ¿Cómo afecta el clima escolar a los niños y su educación?

En nuestros países el clima escolar no es necesariamente propicio para el aprendizaje. Es de vital importancia trabajar en el fortalecimiento de competencias ciudadanas, tanto como en las competencias de matemáticas o de escritura, para que los niños se comporten de manera armoniosa y respetuosa entre ellos. El clima educativo es vital para que una escuela funcione bien y por lo tanto en las instituciones educativas colombianas, muchas veces afectadas por la violencia, es necesario trabajar en estos temas.

Comparte: