3 Aug 2018 - 5:23 p. m.

Habitante de calle polaco denuncia en España a británico que le pagó por tatuarse

Un hombre, proveniente de Reino Unido, habría pagado 100 euros a un habitante de calle durante su despedida de soltero para tatuarse el nombre de su futura esposa en la frente. Una clínica ya se ofreció a quitarle la marca gratuitamente.

EFE

El hombre, al que tatuaron en una despedida de soltero de británicos con el nombre de la novia en la frente, a cambio de 100 euros, denunció los hechos ante la Policía de la localidad turística de Benidorm, donde ocurrieron los hechos.

Tomek, nombre del denunciante, reapareció hoy tras dos semanas ausentes y presentó la denuncia ante la Policía, acompañado de Karen Maling, la presidenta de la Asociación de Comerciantes Británicos de Benidorm, quien fue la que dio a conocer los hechos e inició una recogida de dinero para borrarle el tatuaje.

En declaraciones a los periodistas, el habitante de calle, de 34 años, precisó que solo tomó parte en los hechos un británico, y no un grupo de turistas de esa nacionalidad como se dijo, y que, al parecer, el nombre que lleva en la frente (Jamie Blake) es el de la novia de esa persona.

Sobre el británico que le hizo la proposición, detalló que "también estaba bebido, pero no puede decir que no sabía nada porque él me hizo las fotos mientras me tatuaban".

El polaco, que pasó los últimos días en otra ciudad, afirmó que solo se enteró "hace tres días" del asunto a través de un amigo compatriota que lo había visto en una red social y afirmó sentirse "muy feliz" por el elevado número de personas que le han apoyado.

(Le puede interesar: Murió el modelo y artista canadiense Zombie Boy)

Maling abrió una colecta a través de las redes sociales para borrarle el tatuaje y ya ha recaudado más de 3.200 euros, dinero que servirá para tratar los problemas de espalda que presenta el hombre y para tratar su alcoholismo, pues una clínica se ha ofrecido a quitarle el tatuaje gratis.

Tomek lamentó las condiciones en las que tienen que vivir las personas sin techo y relató que cuando le ofrecen 100 euros a alguien que duerme en la calle "es mucho dinero" y por eso accedió a hacerse al tatuaje, aunque reconoció que al despertar al día siguiente, se sintió "humillado". 

Comparte: