27 Nov 2009 - 10:35 p. m.

Imágenes de una naturaleza erótica

Un portal de internet se dio a la tarea de recopilar fotografías de objetos que semejan la forma de los senos.

Redacción Vivir

A algunas personas las obsesiones las persiguen adonde vayan. Y en la red suelen hacerse evidentes. Esta semana circuló por algunos portales de noticias la tarea a la que se aplicó Evan Hoovler, un escritor y director de programas para adultos: cazar imágenes en la naturaleza de cosas parecidas a los senos.

En la colección de 20 imágenes publicadas en la página whipitoutcomedy.com aparecen modelos para todos los gustos. Unas naranjas empaquetadas en una malla, como si se tratara de un brassier, se pueden contar entre las imágenes clásicas, pero también resaltan figuras más exóticas como un archipiélago perdido en el mar con forma de pecho de mujer.

Si las turgentes naranjas invitan a extender una mano, un espinoso y redondeado cactus, también con forma de senos, apenas permite la contemplación a la distancia. Un par de hongos en la raíz de un árbol, pequeños batracios con extrañas protuberancias, árboles cuya corteza por cuestiones de azar formó dos montículos y  colinas verdes y diminutas en un parque exigen una mínima dosis de imaginación para otorgarles un atractivo lujurioso y una personalidad erótica. “Lo que tus ojos no ven tu cerebro lo completa”, dice la sabiduría popular. En el caso de las formas que esconde la naturaleza, recopiladas por el portal de internet, el proverbio se hace irrefutable.

Se trata de un homenaje, de la naturaleza o la mente del observador, pero homenaje al fin y al cabo a la belleza de los senos. Pintores, escritores, filósofos, pocos han logrado escapar a su influjo. Museos y libros de todos los siglos guardan pruebas de la obstinación con que miramos por la ventana de los escotes.

Comparte: