4 Aug 2011 - 11:31 p. m.

Juno rumbo a Júpiter

Cinco años de viaje le esperan a la cápsula de la Nasa para alcanzar la órbita del planeta más grande entre nuestros vecinos.

Redacción Vivir

Tres muñecos de Lego serán los únicos tripulantes de la cápsula, cuyo lanzamiento está previsto por la Nasa para hoy a las 11:34 a.m. desde Cabo Cañaveral (Florida). Uno de ellos representa al gran astrónomo italiano Galileo Galilei, mientras los dos que lo acompañan corresponden a los dioses romanos Juno y Júpiter.

La nueva misión de la Nasa, comandada desde la Tierra por la colombiana Adriana Ocampo, busca llevar hasta el más grande de los planetas del Sistema Solar una cápsula de cuatro toneladas bautizada Juno. El objetivo no es otro que traspasar esa cortina de nubes y polvo cósmico que ha impedido a los astrónomos ver de cerca el planeta y con los datos recopilados reconstruir parte de la historia del Sistema Solar.

“Lo especial sobre Juno es que es uno de los primeros pasos hacia la historia más temprana de nuestro sistema”, explicó Scott Bolton, investigador principal de la misión Juno. “Queremos saber qué fue lo que permitió la formación de los planetas, justo después de la formación del Sol, con composiciones ligeramente diferentes a éste”.

Con tres paneles solares de 34 pies cada uno, Juno promete convertirse en la primera cápsula espacial alimentada por energía solar en llegar al coloso Júpiter. ¡Y la más rápida con ese sistema de propulsión! Se desplazará a 270.000 kilómetros por hora. Un cohete Atlas V será el encargado de sacarla de la órbita de la Tierra y ponerla en camino al lejano planeta. Serán cinco años de viaje. Y por los materiales con que fue construida está preparada para soportar la radiación que despide Júpiter.

Los expertos de la Nasa han cruzado los dedos esperando que todo salga como está planeado. Si la misión se retrasa, tan sólo tendrán 22 días de margen para lograr el éxito en el lanzamiento. De otra manera tendrán que esperar 13 meses más, hasta que la órbita de Júpiter se vuelva a alinear con la de la Tierra.

Cuando la cápsula arribe a Júpiter, en agosto de 2016, si nada extraordinario ocurre, permanecerá cerca de una año orbitando el planeta y sus lunas. La información que recopile permitirá crear un gran mapa del campo magnético y descubrir si bajo las nubes que lo cubren se encuentra un núcleo de material sólido.

Al clausurarse el programa de transbordadores tripulados de la Nasa, los esfuerzos de la agencia espacial están concentrados en promover, por un lado, el desarrollo de aeronaves comerciales capaces de alcanzar la órbita terrestre, y por otro, en estimular este tipo de misiones de exploración del Sistema Solar.

Juno hace parte del programa “Nuevas Fronteras”, en el Directorio de Ciencias Planetarias, dirigido por la geóloga planetaria Adriana Ocampo. La colombiana participó años atrás en el descubrimiento del cráter generado por el meteorito Chixculub, que provocó la extinción de los dinosaurios en el cretáceo-terciario. Ahora quieren escribir los primeros capítulos de la historia de nuestros vecinos.

Temas relacionados

NASAJupiter
Comparte: