27 Feb 2009 - 5:09 p. m.

La apariencia juega un papel determinante en política

El aspecto físico de los candidatos es determinante en unas elecciones.

Agencia EFE

El estudio efectuado por el profesor John Antonakis y un alumno, y que publica este viernes la revista “Science” , demuestra que incluso los niños pueden anticipar las decisiones que tomarán los adultos a la hora, por ejemplo, de votar en una elecciones, en base a simples fotografías de los candidatos.

La primera parte de la experiencia se realizó a principios de 2007, cuando Antonakis presentó a 684 adultos sin relación con las elecciones francesas las fotografías de 114 candidatos a la Asamblea Nacional gala en 2002.

Las fotografías se mostraron de dos en dos, poniendo juntos a cada candidato elegido con su oponente derrotado.

El resultado fue que en siete de cada diez casos, los encuestados eligieron al ganador real.

En junio de 2008, los investigadores efectuaron un segundo test, esta vez en forma de juego y con 841 personas, de las que 681 eran niños de entre 6 y 13 años.

Tras presentarles los mismos pares de fotografías, les pidieron que eligieran entre cada dos al “capitán del barco” de un viaje ficticio entre Troya e Ítaca.

Tanto los 160 adultos como los niños interrogados eligieron de nuevo, en siete de cada diez casos, a los diputados que realmente ganaron aquellas elecciones francesas.

Los niños, además, predijeron, sobre la base de fotografías, la doble victoria de Barack Obama, primero sobre su oponente demócrata Hillary Clinton, y después sobre John McCain en las elecciones presidenciales de EE.UU.

Los autores del estudio consideran que estos datos subrayan la importancia del aspecto físico en actos tan trascendentales como unas elecciones.

De hecho, recuerdan que esto ya fue demostrado por el investigador Alexander Todorov, de Princeton, pero el estudio suizo va más lejos: sus autores afirman que al comparar las respuestas de adultos y de niños, se demuestra que las opciones electorales de los mayores dependen en gran parte de criterios de selección que ya teníamos de niños.

“Aunque también cuenten otros argumentos más racionales a la hora de hacer una elección -afirma Antonakis- está claro que nos vemos atrapados por las apariencias”.

Temas relacionados

Política
Comparte: