En vivo
Contrato del Mintic: juez decide si envía a la cárcel a tres implicados
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Minimizar
30 Aug 2008 - 12:29 a. m.

La batalla contra la depresión

El primer y el tercer sábado de cada mes cientos de personas en Bogotá, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla y Pereira se encuentran en salones parroquiales para compartir experiencias sobre las crisis de depresión o pánico que los aquejan constantemente y les impiden realizar sus actividades cotidianas.

El Espectador

El psiquiatra Jorge Téllez fue quien decidió crear hace 10 años la Asociación Colombiana contra la Depresión y el Pánico, debido a que muchos pacientes no recibían la atención adecuada y solamente podían asistir a unas cuantas sesiones de terapias por cuenta de su EPS. Fabiola Lozano, psicóloga y miembro de la Asociación, explica que lo más difícil de este proceso ha sido lograr que los pacientes sean constantes y asistan regularmente a las sesiones de grupo.

“Los jóvenes son los que más desertan. La mayoría lo hacen porque no aceptan su diagnóstico o porque tienen problemas de drogas”, explica Lozano. Sin embargo, también reconoce que el trabajo de socialización de la enfermedad, que se realiza durante los encuentros, ha ayudado a cientos de personas a entender que es posible salir de la crisis al ver que otros han podido superarla con medicamentos y ayuda profesional.

Autismo

La fuerza del corazón

Graciela Vargas descubrió que su hija era autista cuando cumplió los nueve meses de nacida. Durante dos años su pequeña Camila fue evaluada por diferentes doctores, los que no encontraban la causa de su silencio y de su extraño comportamiento. Finalmente le dieron a Graciela un diagnóstico aterrador: su hija padecía el tipo de autismo más severo conocido como Síndrome de Rett.

El pronóstico era desalentador, recuerda Graciela. Los médicos le dijeron que su hija no podría hablar, comer sola e incluso caminar. Sin embargo, el amor que sentía por ella y unas cuantas corazonadas la llevaron en ese entonces, su hija ya tiene 27 años, ha luchar para que llevara una vida lo más normal posible. Durante este proceso sintió mucha desesperación y soledad, pues la EPS no cubría el tratamiento y los médicos no sabían orientarla sobre la manera como debía abordar esta situación. No tenía a dónde acudir. Llena de coraje y junto con una amiga, que también tenía una hija autista, decidió conformar una fundación de apoyo para el ciudadano autista y su familia.

Después de investigar durante 25 años entendió la naturaleza de esta enfermedad y cómo a través de la educación y de una atención temprana se logra mejorar su calidad de vida.

Esquizofrenia

“Sentimos rechazo”

Un grupo de 100 personas, entre 18 y 70 años diagnosticadas con esquizofrenia, se reúne varias veces al mes en una casa en el barrio Teusaquillo, en Bogotá, para participar en sesiones de biodanza o en clases de pintura. Algunas han logrado controlar su enfermedad con medicamentos y sesiones de terapia, pero la gran mayoría no está en capacidad para llevar una vida normal.

El psiquiatra Jorge Posada Villa fue quien decidió hace más de ocho años constituir la Asociación Colombiana de Personas con Esquizofrenia y Familias, debido a la falta de programas de atención y a lo precario que era el tratamiento que les


brindaba el Estado a este tipo de pacientes. Además, quería que las familias recibieran apoyo emocional, ya que se trata de una enfermedad dolorosa y difícil de manejar.

Elizabeth ingresó a esta asociación luego de que su hija de 18 años fuera diagnosticada con esquizofrenia. “Fue una noticia demasiado dolorosa, yo sólo le preguntaba al médico que cuál iba a ser el futuro de mi niña”. Con el tiempo la situación mejoró, la droga ayudó a su hija a ser menos agresiva y a integrarse con otras personas.

Sin embargo, Elizabeth asegura que es muy complicado lidiar con la discriminación de la que son víctimas las personas que sufren de esquizofrenia. “Yo ni quiera soy capaz de contarles a mis amigas lo que le pasa a mi hija, porque el rechazo de la sociedad es muy fuerte”. Como Elizabeth, son decenas de familiares los que han decidido mantener su identidad oculta y luchar de la mano de los psiquiatras por el bienestar de sus seres queridos.

Síndrome de Down

Una educación integral

Hace 20 años, un grupo de familias decidieron, ante la ausencia de programas de atención estatales, unirse para crear un lugar en el que sus hijos con Síndrome de Down pudieran desarrollar sus capacidades y recibir un soporte terapéutico que les permitiera prepararse para ser adultos responsables.

Todos los días llegan, a partir de las 8:00 de la mañana, bebés y niños de diferentes edades para asistir a fonoaudiología, terapias sensoriales y de autocuidado. La única condición para ingresar a la Corporación Síndrome de Down es que estén

escolarizados. Aunque la mayoría de los niños sólo llegan hasta séptimo grado, es importante que se vinculen con otros niños, pues esto contribuye a su desarrollo. Así lo reconoce el grupo de terapistas que trabajan en esta institución, ubicada al norte de Bogotá.

Precisamente entre estos profesionales hay una joven de 27 años con Síndrome de Down, que logró terminar su bachillerato y capacitarse para ser auxiliar. Un valioso ejemplo de lo importante que es la atención temprana y el tratamiento integral para las personas que sufren esta condición. Pero adicionalmente, la Corporación ofrece asesoría a los padres de familia, quienes deben enfrentarse a una dolorosa situación: “Al principio no quería aceptar que mi bebé era diferente, fue una noticia demasiado dolorosa y además no sabía exactamente qué hacer, a quién acudir, cómo educarla, tratarla”, cuenta Martha, madre de tres hijos, entre ellos una niña de cinco años con Síndrome de Down.

Varias veces al mes la Corporación realiza seminarios de capacitación y jornadas de apoyo a las familias, con el fin de que darles herramientas para que sus hijos tengan la mejor calidad de vida posible.

“Estamos frente a una bomba de tiempo”

Esta semana fue radicado en el Congreso de la República el proyecto de ley mediante el cual se establecen normas para regular la protección de la salud mental en nuestro país. Una iniciativa que será discutida la segunda semana de septiembre, y que ya cuenta con el apoyo de la mayoría de congresistas que conforman la Comisión Séptima del Senado.


Pero, además, la bancada del Partido Liberal decidió citar al ministro de Protección Social, Diego Palacios, a un debate en la plenaria del Senado para que explique por qué en los últimos años se ha venido reduciendo de manera dramática la sección del Ministerio que se encarga de la promoción y prevención de la salud mental, al punto de que actualmente sólo hay un funcionario encargado de este tema.

El senador Carlos Julio González, autor del proyecto, explica que el objetivo de la bancada al citar a Palacios es establecer si el problema para ampliar y mejorar la atención en salud mental es de recursos o si realmente falta que esta cartera le ponga más atención a una de las condiciones que más está afectando el bienestar de los colombianos y que, según González, “de no controlarse a tiempo, se convertirá en una bomba de tiempo”.

Terapias para niños

Desde hace 20 años el Hospital de Usaquén en Bogotá ha desarrollado un completo programa de atención a pacientes con trastornos mentales, quienes de acuerdo con sus necesidades asisten a consulta externa con un especialista o a un centro de atención durante el día.

En el caso de los niños menores de 14 años, generalmente con diagnósticos de depresión, hiperactividad, retardo mental o trastornos afectivos, existen dos hogares, La Estrellita y San Cristóbal, en donde reciben psicoterapia, educación especial, apoyo escolar y terapia de fonoaudiología. Todos los días asisten a cada uno de estos centros cerca de 140 niños, repartidos en la jornada de la mañana y de la tarde.

El tratamiento dura mínimo 10 meses, aunque hay menores que por su condición necesitan permanecer más tiempo. Solamente el 5% de ellos está medicado, según Juan Manuel López, coordinador del área de Salud Mental del Hospital de Usaquén. El resto recibe apoyo psicológico con la participación de sus familias en el proceso.

Salud mental en Bogotá

El grupo de terapeutas que trata a las personas que asisten al Hogar Día para Adultos de la localidad de Usaquén ha tenido que enfrentar casos difíciles por cuenta de los trastornos mentales que padecen estos bogotanos, que oscilan entre los 16 y 60 años. Luz Marina Niño, trabajadora social del Hogar, recuerda el caso de un paciente de 25 años que escuchaba voces todo el tiempo y que la desesperación lo llevó a lanzarse de un cuarto piso.

Por suerte, cayó encima de un carro y no sufrió ninguna lesión de gravedad. Sin embargo, su adicción a las drogas agudizaron su trastorno mental y tuvo que ser trasladado a otro centro de salud de Bogotá para recibir tratamiento. Una situación inusual en este Hogar Día, en el cual las personas inscritas reciben tratamiento individual, grupal y un manejo completo de su enfermedad. Por ejemplo, dos veces a la semana van a nadar a una piscina del Distrito, siembran una huerta o practican deportes.

Precisamente la política de salud mental que tiene la capital es una de las más completas del país, principalmente porque ha logrado brindar una atención integral a las personas que requieren este tipo de servicios. Henry Alejo, psicólogo epidemiólogo de la Secretaría Distrital de Salud, explica que Bogotá cuenta con diez paquetes de servicios, que incluyen consulta externa, psicoterapia y medicamentos por el tiempo que lo requiera el paciente.

Adicionalmente se han creado programas de promoción y prevención de trastornos mentales generados por la violencia familiar y el maltrato infantil. Anualmente el Distrito invierte cerca de $2.000 millones en esta iniciativa.

Temas relacionados

Enfermedades Mentales
Comparte: