31 Mar 2019 - 10:48 p. m.

La increíble historia de una abuela que da a luz a la hija de su hijo

Cecile Eldge, de 61 años, se convirtió en abuela y madre, al dar a luz a la hija de su hijo el lunes pasado. La avanzada edad de Cecile abre, de nuevo, el debate sobre los vientres de alquiler.

- Redacción Actualidad

Se llama Cecile Eldge, una mujer de 61 de Nebraska (EE. UU.) quien se acaba de convertir en abuela y en mamá,al mismo tiempo. Desde hace dos años, uno de sus tres hijos, Matthew, de 32 años, intentó con su pareja tener un hijo. 

Matthew es gay y su pareja, Elliot Dougherty, de 29, decidieron ahorrar para podear costear un embarazo en vientre alquilado. Sin embargo, hubo algunos problemas en el intento: a Matthew lo despidieron de su trabajo, como profesor de un colegio privado cuando informó que se casaría con otro hombre. Y encontrar un vientre de alquiler hacía todo más costoso aún.

Un día la mamá de Matthew, Cecile, se ofreció para gestar a ese bebé. Una idea loca, teniendo en cuenta que la mujer lleva más de diez años con menopausia (es posmenopáusica). Sin embargo, la abuela de 61 años es muy sana. Fue al centro médico en donde se hizo la fertilización in vitro y se hizo todos los análisis.

Ver más: Vientres de alquiler ilegales en Camboya, al servicio de familias chinas 

Estaba decidido. Nacería el hijo de Matthew. Fue así que su hermana donó el óvulo que se fertilizó con el esperma de Elliot y se implantó en el óvulo de Cecile, quien dio a luz el lunes pasado. El bebé nació sano, a pesar de los riesgos que el proceso conllevaba, sumados a la edad de la madre (y abuela) gestante.

A Cecile los médicos le advirtieron a Cecile sobre todos los riesgos: mayor probabilidad de coágulos en la sangre, un parto prematuro, problemas pulmonares... sin embargo, el embarazo no tuvo complicaciones y el parto, a pesar de que todos apostaban por una cesárea, terminó a tiempo y fue natural. 

Ver más: Vientres de alquiler, ¿mujeres que regalan a sus hijos?

El niña se llama Uma Luise Dougherty-Eldge.  "No se como describirla, es extraordinaria", dijo Matthew, el hijo de Cecile y padre de Uma, al New York Post. "Le tengo un profundo respeto y estoy profundamente agradecido de que a pesar de ser mayor ella continúé yendo más allá por mi", añadió. 

Pero la acción de Cecile abrió un debate, el de los vientres de alquiler y cómo los médicos aceptan candidatas a pesar de la edad. Aunque en el mundo mujeres mayores de 50 años han dado a luz, hay una parte de la comunidad científica que no está de acuerdo con esto. 

Comparte: