30 Jul 2018 - 11:46 p. m.

La joven que no sabía que aparecía en avisos de publicidad alrededor del mundo

La sudafricana ha aparecido en diversos anuncios, entre ellos: locales de Mc’Donalds en China, una agencia de senderismo en Camboya y una página web como cuidadora de niños. Esos son solo algunos ejemplos. Todo empezó cuando firmó una autorización que no leyó bien.

Redación actualidad

Shubnum Khan, es la joven sudafricana que se sorprendió cuando supo que una foto suya ha sido utilizada por distintas marcas alrededor del mundo. Sin darse cuenta, Khan autorizó el uso de su imagen cuando era universitaria.

En ese entonces un fotógrafo le dijo a la joven y a sus amigos que necesitaba ayuda para un proyecto llamado ‘100 Faces Shoot’. El hombre les explicó que tenía que captar el rostro de 100 personas de diferentes razas y edades.

Ella accedió a la sesión fotográfica gratuita y firmó una autorización. El problema fue que Khan no leyó las letras pequeñas, en las cuales se establecía que permitía la difusión de su imagen.

Años después, una amiga le contó que vio su foto en un aviso de un periódico de Canadá que promovía la inmigración. Asombrada, se dedicó a investigar qué otras marcas se habían aprovechado de su imagen, y lo más importante, para qué.

(Le puede interesar: Christian Schrader, la publicidad como plataforma de transformación social). 

La joven publicó en su cuenta de Twitter los casos que averiguó. Su cara aparecía en diversas publicidades alrededor del mundo. Entre ellas, se encontraban avisos de Mc’Donalds en China, una agencia de senderismo en Camboya y en páginas web de citas en Francia.

"Hay más fotos, algunas que olvidé guardar, otras que he escuchado y por supuesto, aquellas que ni siquiera conozco", escribió Khan.

En algunos casos cambiaron su nombre y su nacionalidad, dependiendo del público al que querían llegar. Khan contactó al fotógrafo que ocasionó el inconveniente, pero este se escudó en que todo fue legal, gracias a que ella firmó.

Luego de que la sudafricana hiciera público su caso, para evitar que alguien más caiga en la misma trampa, los usuarios de la plataforma le mostraron otros anuncios en los que aparece. Un ejemplo de ello, fue un anuncio para cuidar niños, en el que dice que ella se llama Phoebe López de San Francisco.

(Le puede interesar: Ni limones, ni melones: la publicidad no es inocente). 

"Uso mi historia como una advertencia. No se registre para sesiones de fotos gratuitas, lea lo que firma y tampoco crea la mayoría de las cosas que lee en internet".

En Colombia, la empresa que incluya la imagen de personas sin su autorización pueden recibir multas de hasta $1.475 millones por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio, según el artículo 23 de la ley 1581.

Comparte: