18 Sep 2012 - 7:56 p. m.

La plata olímpica que Melissa Castrillón ganó para Colombia

A los recientes triunfos se suma uno muy especial: la medalla de plata conseguida por Melissa Castrillón en la reciente Olimpiada Mundial de Ajedrez en Estambul (Turquía), en donde participaron más de 150 países con sus mejores representantes en esta disciplina.

Por Germán Posada, colaborador de Soyperiodista.com.

Importantes medallas en los pasados Olímpicos y Paralímpicos en Londres y más recientemente en el Mundial de Patinaje en Italia consolidan a nuestro país como una verdadera potencia en deportes en América Latina y hacen de nuestro país un ejemplo digno de mostrar en el mundo.

Para la muestra, una representante del gobierno ecuatoriano visita en estos días a Colombia con el objetivo de aprender y sacar provecho del éxito deportivo de nuestros atletas y de las estrategias aplicadas de sus entrenadores para aplicarlo en su país.

A estos importantes triunfos se suma uno muy especial, la Medalla de Plata conseguida por Melissa Castrillón en la reciente Olimpiada Mundial de Ajedrez en Estambul (Turquía), en donde participaron más de 150 países con sus mejores representantes en esta disciplina.

Siendo su primera participación en una Olimpiada Mundial de Ajedrez, a sus 17 años, Melissa Castrillón se convierte en la segunda mujer colombiana en ganar una medalla en esta disciplina.

Melissa comenzó a jugar ajedrez a la edad de 8 años. Aunque practicó la natación, el karate y la pintura, se decidió por el “Juego Ciencia del Planeta”.

“Principalmente tenía talento, ganaba seguido y esto me motivaba a seguir jugando en esta disciplina. Es algo en lo que estás utilizando tu imaginación y esto lo hace muy atractivo, jugar una partida es casi como una batalla y es muy emocionante”, comenta esta estudiante becada en Administración de Negocios de la Universidad Eafit por sus logros deportivos.

“Yo me imagino como una Gran Maestra jugando muchos torneos pero también involucrando mi carrera. Triunfando mucho sin abandonar mis estudios”, dice Melissa.

Aunque trata de llevar una vida normal como una joven de su edad, su tiempo es más limitado ya que transcurre en medio de sus estudios y el ajedrez que es muy importante en su vida. Antes de las Olimpiadas, por ejemplo, entrenaba 4 veces a la semana, en la mañana y en la tarde.

El ajedrez le ha servido de plataforma para conocer otros países, ya ha estado en competencias internacionales en Brasil, Argentina, Grecia y España.

Antes de viajar a Turquía estuvo en España jugando el -Circuito Catalán-, allí participó en tres torneos que le sirvieron de entrenamiento y de los cuales tuvo buena representación en uno de ellos.

Sin embargo Melissa reconoce que no llegó a las Olimpiadas con excelentes resultados de España por lo cual estaba algo asustada y le tocó hacerse un trabajo sicológico interior para animarse lo que le dió muy buen resultado porque le fue muy bien.

Su clasificación a las Olimpiadas de Turquía fue automática y se consiguió gracias a su buena ubicación en el raiting nacional por lo cual no tuvo necesidad de competir.

El hecho de saber que participaría en estas Olimpiadas la motivo a prepararse muchísimo ya que su objetivo era por lo menos quedar entre las veinte mejores del mundo.

Casi dos meses por fuera de su casa mientras competía en España y Turquía representaron para Melissa Castillón una merecida recompensa.

“Estaba muy nerviosa pero también muy feliz de haber logrado esto, era la segunda persona en haberlo hecho en Colombia y fué muy emocionante cuando estaba en el podio. Comenzaron a escribirme y a felicitarme y me sentía muy orgullosa. Fué una experiencia súper-única que me llevé para Colombia porque ya me hacía mucha falta mi casa”, comenta alegremente esta campeona. 

A Melissa le han servido de inspiración en su carrera personajes como el legendario jugador Mijaíl Tal por su agresividad y dinamismo en el juego y actualmente le gustaría llegar al nivel de Judit Polgar la mejor jugadora de ajedrez en el mundo.  

Para esta medallista olímpica es bastante triste que el ajedrez aún no sea reconocido como un deporte ya que, según ella, después de una partida de ajedrez se puede terminar quizás más fatigado que inclusive después de correr 90 minutos en una cancha.

“Esto exige mucha preparación física y técnica. No darle el mismo apoyo como a los demás deportes es algo desmotivante pero hay que seguir adelante, tratando de que algún día sea apoyado como debería serlo, no dejo de reconocer que en otras modalidades también hay quienes representan muy bien a nuestro país y esto tiene todos los meritos del mundo pero en esta disciplina me parece que los reconocimientos son mínimos. En Colombia deberían darse cuenta de que el ajedrez existe y que hay mucho talento”, sintetiza Castrillón.

Actualmente el ajedrez no es uno de los deportes olímpicos reconocidos por el COI (Comité Olímpico Internacional) pero la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) forma parte de este organismo, de esta forma se espera que en un futuro, el ajedrez pueda participar en los Juegos Olímpicos con el resto de modalidades deportivas.

Melissa opina que el ajedrez colombiano está creciendo mucho y considera de vital importancia tener intercambios de conocimientos con países europeos en esta disciplina. Para ella, esto sería maravilloso.

Sus agradecimientos son infinitos a su familia que siempre la ha apoyado, a sus entrenadores (Jorge Mario, Mauricio Ríos, Carlo Vitorino), a la Universidad (Eafit) que la ha ayudado a seguir adelante en su carera de ajedrecista.

“Mi familia está muy feliz y orgullosa de mis triunfos. Muchas gracias a todos por el apoyo y todos los mensajes positivos que me llegaron y que me animaron a ganar”.    

Esta vez como en otras ocasiones no hubo delegaciones esperando en el aeropuerto, las luces de las cámaras no se encendieron y los fotógrafos no cambiaron baterías, tampoco sonaron los pitos ni hubo caravanas ruidosas en las calles ni parrandas vallenatas, no se organizaron ruedas de prensa y en Presidencia no se leyó el discurso preparado como homenaje nacional.

Mientras tanto en Medellín, Melissa debe ponerse al tanto con sus estudios y seguir con sus entrenamientos ya que en noviembre próximo viajará a Rusia a un campeonato Mundial.

“Yo me fuí a Turquía representando a Colombia y a dejarla muy en alto por las cosas buenas que tiene para mostrar. Colombia, no sólo son las cosas malas que a diario se leen y se escuchan en las noticias. La gente en Colombia agradece este triunfo y también se sienten orgullosos y eso me hace feliz. Esta medalla de Plata es para mi país”, concluye Melissa.

Otros títulos en su carrera: campeona del Zonal 2,3 (La Ceja, 2011) y clasificó al Mundial de Mayores a sus 16 años. Campeona panamericana Sub-16 (Cali, 2011), campeona panamericana Sub-14 (Mar del Plata- Argentina, 2009) y subcampeona panamericana Sub-12 (Medellín- Colombia, 2007). Disputará el Mundial Femenino 2012, en Rusia, como campeona del Zonal 2,3.

Título internacional: WMF- Maestra FIDE. Como campeona del Zonal 2,3 obtuvo el título de WMI- Maestra Internacional, que aún no aparece oficialmente en la FIDE.

Por Germán Posada, colaborador de Soyperiodista.com.

Temas relacionados

Medalla de Plata
Comparte: