13 Sep 2013 - 12:34 p. m.

La sonda Voyager 1, el primer artefacto humano en salir del sistema solar

Esta nave robótica, lanzada por EE.UU. en 1977 para explorar Júpiter y Saturno, alcanzó el espacio intersideral. ¿Qué representa esto?

Con AFP

La sonda estadounidense Voyager 1 es el primer objeto fabricado por el hombre en alcanzar el espacio intersideral, en ir más allá del sistema solar. A pesar de que algunas investigaciones ya señalaban que la nave –lanzada en 1977 para explorar Júpiter y Saturno– había abandonado la burbuja de influencia solar, apenas hasta el pasado jueves un estudio publicado en Science expuso las pruebas científicas definitivas de que la nave rebasó el límite del sistema planetario el 25 de agosto de 2012. Se estima que hoy se encuentra a una distancia equivalente a 125 veces la separación entre la Tierra y el Sol.

Aunque los sensores de la nave robótica, que envían continuamente datos a la Tierra, ya han determinado la composición del medio interestelar, consistente “básicamente en hidrógeno, hidrógeno ionizado (protones) y polvo”, aún “se sabe poco acerca de él y su interacción con el Sol y el gas ionizado o viento solar que rodea a la estrella”, le dijo a SINC Donald A. Guernett, investigador en el departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Iowa, una de las tres instituciones estadounidenses participantes en el estudio, junto con el Centro Espacial Goddard de la NASA y la Universidad Católica de América.

Expertos del Observatorio de París, le respondieron a AFP la trascendencia de este hallazgo.

¿Cómo se sabe que Voyager alcanzó el espacio interestelar?

La densidad del medio en el que se desplaza la sonda es bastante más elevado que el de la burbuja en la que evolucionan la Tierra y los otros planetas del sistema solar. Los astrofísicos han podido hacer evaluaciones de manera indirecta, a partir de mediciones de onda transmitidas por la sonda.

¿En qué entorno evoluciona ahora la sonda?

El espacio interestelar está hecho de gas, el plasma galáctico. No puede visualizarse. Por primera vez una sonda va a poder explorar ese entorno. Los astrofísicos van a poder comparar todo lo que ha sido deducido indirectamente con observaciones directas del gas galáctico. Y si todos los instrumentos no funcionan más sobre Voyager 1, su hermanita Voyager 2, totalmente operacional, deberá penetrar este medio inexplorado dentro de tres años.

¿Qué informaciones pueden esperarse?

Lo que se está aprendiendo tiene implicaciones directas principalmente respecto la interpretación de las supernova (estrellas que están culminando sus vidas). Y el análisis de las supernova permite, por ejemplo, comprender si el universo está en expansión. Además, siempre es interesante ir a ver un poco qué pasa afuera

¿Cómo transmite Voyager sus informaciones a la Tierra?

Los datos recogidos por los diferentes instrumentos son transmitidos en tiempo real por radio, a un ritmo que parece ridículo en vista de los enlaces Internet actuales: 160 bits por segundo comparados con 5 a 8 millones de bits en promedio para una línea de internet en Francia. Esa señal radio es emitida con una potencia de unos 20 watts, equivalente a un pequeño foco de una lámpara de cabecera. Pero después de haber viajado durante 19.000 millones de km, la potencia recibida en la Tierra es infinitesimal, y es necesario utilizar antenas de 34 a 70 metros de diámetro para escucharlas.

¿Hasta cuándo se van a recibir señales?

Los responsables de la misión estiman que algunos instrumentos podrán continuar funcionando al menos hasta en 2020. Pero desde 2014, el instrumento ultravioleta a bordo de Voyager 1 será apagado por una orden enviada desde la Tierra, para preservar la energía para los otros instrumentos. Luego, hacia 2020, los ingenieros apagarán uno por uno estos instrumentos para mantener la sonda en vida, hasta que el único detector sea suspendido, hacia 2025.
 

Comparte: