4 Apr 2020 - 3:00 p. m.

Las contrataciones TI: un reto para las empresas

Las modalidades de trabajo y la manera de hacer negocios también hacen parte de los cambios que está viviendo el mundo. Para soportar esta transformación están presentes las nuevas tecnologías, lo que suponen una necesidad de profesionales en tecnologías de la información.

* Redacción Especiales

Las actuales circunstancias globales están cambiando las dinámicas de las personas, están influyendo en las empresas y en la forma en la que sus directores entienden el mercado. En este sentido, varias organizaciones de diferentes magnitudes han migrado de los procesos tradicionales a los digitales con el fin, no solo de optimizar el funcionamiento interno, sino también de adaptarse y garantizar a los clientes el acceso a las facilidades que ofrecen los recursos digitales. 

Previo a la contingencia, de acuerdo con el estudio “Se buscan personas, los robots las necesitan” de ManpowerGroup, el líder mundial en soluciones de talento humano y que se encarga de conectar a las empresas con talento altamente calificado, el 6% de las empresas aspiraba acrecentar su plantilla laboral en TI tres veces más de lo esperado. Sin embargo, ante las circunstancias actuales, donde la necesidad de conectividad remota ha aumentado, en el futuro cercano, se prevé, que este porcentaje puede llegar más rápido de lo esperado.

Al respecto, Ximena Cárdenas, directora de Experis de ManpowerGroup, asegura que “la emergencia de coronavirus ha demostrado la validez del teletrabajo, una herramienta para la cual la tecnología seguirá desempeñando un papel crucial, no sólo permitiendo la conectividad a los empleados fuera de las oficinas, sino también favoreciendo una nueva organización de trabajo y garantizando la seguridad de datos y privacidad”. 

El teletrabajo ya formaba parte de muchas organizaciones, pero otras empresas no estaban preparadas para gestionar el uso de estas herramientas en esta situación que obliga buscar otras alternativas. Una vez finalizada, la emergencia dejará un legado sobre el cual construir una forma de trabajar más cerca de las necesidades de las personas, capaz de superar las barreras físicas, atento al equilibrio entre la vida laboral y la sostenibilidad ambiental.

“Este momento de disrupción es el escenario para que algunos se conviertan en líderes de la transformación digital en la industria en la que operan, rediseñando sus modelos de negocio y diversificando fuentes, oferta y mercados de salida.  Esto se logra, en gran parte, mediante la contratación de expertos en el área de tecnologías de la información”, comenta Cárdenas.

Así como aumentaría la demanda de contratación de profesionales calificados, la brecha de escasez de talento se puede acrecentar. De acuerdo con el estudio “Resolviendo la escasez de talento” de ManpowerGroup, una de las diez habilidades que más requiere el mercado son las relacionadas con las tecnologías de la información, es decir, las empresas buscan personas que estén capacitadas en administración de redes, soporte técnico y seguridad cibernética. Además, señala que el 45% de los empleadores dice que no puede encontrar estas destrezas con facilidad.

Sumado a esto, el informe “Agenda Digital para Europa 2014-2020” publicado por la Unión Europea 2020, afirma que harán falta 900.000 profesionales en informática para cubrir la demanda de desarrolladores de software, que crece un 3 % cada año.

Ante este panorama, se hace evidente la necesidad de que aumente el acceso a programas académicos de TI, para que las generaciones que se aproximan a ejercer en el mundo laboral puedan contribuir al desarrollo del país. Aquellos candidatos que pueden demostrar mayores habilidades cognitivas, creatividad y capacidad para procesar información compleja, junto con adaptabilidad y simpatía, pueden esperar un mayor éxito a lo largo de sus carreras.

En este escenario, la ejecutiva, resalta que las personas deben comprender la necesidad de actualizarse continuamente para seguir siendo competitivos y aportar valor a la empresa para la que trabajan. Por esto, en las organizaciones se necesitan programas de actualización con períodos de entrenamiento más rápidos, más cortos y efectivos.

Finalmente, concluye que “con la combinación correcta de habilidades, las personas que aumentan sus competencias tecnológicas incrementan su empleabilidad y su contribución a los procesos de producción. Y los líderes tendrán que incluir en su agenda la misión de ayudar a las personas a mejorar sus habilidades”.

Comparte: