14 Nov 2009 - 3:13 a. m.

Las favoritas del Concurso Nacional de Belleza

Aquí están las cinco opcionadas para portar la corona.

Mónica Diago / Cartagena

La belleza física puede considerarse  superficial. Más aún en nuestro  país donde los problemas sociales y la falta de educación deberían merecer la misma atención que los reinados de belleza.

Sin embargo, resulta asombroso constatar que en casi todos los rincones del país ver una ‘reina’ se convierte en la gran sensación. Incluso más que ver al presidente de una nación, que tener cerca a un ídolo musical, o igual que encontrarse con una diva de cine, sin importar que el único mérito sea que es bonita, que sonríe y saluda a todo el que mira.  Los reinados son importantes en la cultura popular y muestra de ellos es la atención que se les presta y su proliferación en aquellas poblaciones que quieren  salirse de la categoría de ‘olvidadas’.

Estas son las cinco mujeres que más han sonado entre las 24 valientes que se arriesgaron a llegar al máximo evento de la belleza en Cartagena y convertirse en el blanco de críticas pero también de muchos elogios.

Antioquia

Macri Vélez tiene el rostro típico de la mujer antioqueña. Ojos grandes, cejas pobladas y bien delineadas; en general, una cara armoniosa. Sin embargo, su cuerpo, muy  delgado para una beldad, la hace perder algunos puntos. Una reina debe tener una figura imponente y aunque Macri Vélez posee uno de los rostros más hermosos del Concurso y una personalidad divertida, no le alcanza para llevarse la corona de la más bella.

Bogotá

Juliana Robledo no tiene personalidad de reina, dice lo que piensa en todo momento. No es la típica soberana que desea la paz mundial. A ella le interesa el arte, el teatro y por supuesto coronarse como la mujer más hermosa del país. Su cuerpo está muy bien trabajado, sabe posar ante una cámara y eso le ha generado muchas ventajas sobre sus compañeras. Tiene el mundo que le falta a algunas otras, seguro conseguirá lo que quiere cuando termine el Concurso.

Bolivar

Natalia Navarro Galvis es la reina de Colombia desde el día en que se postuló como soberana de Bolívar. El problema inicial es que ella no lo sabía y su actitud así lo demostraba. Su preparación estuvo centrada en atacar este asunto, y es por eso que hoy, además de ser la más hermosa, es la más completa. La belleza clásica y enternecedora de esta costeña es impactante. Es un ángel de 1.79 metros que sonríe todo el tiempo y se asombra cuando la gente pronuncia su departamento sin parar. Su rostro y su porte la llevarán muy lejos en Miss Universo.

Cundinamarca

Carolina Rodríguez, más que una reina, es una excelente modelo. No sólo tiene una voz muy dulce, su personalidad es tan melodiosa como su manera de cantar. A la hora de posar no hay quien le gane, sabe destacar cada ángulo de su tonificado cuerpo y de su sensual rostro. Es una niña estudiosa y comprometida con las causas ecológicas, tan importantes por estos tiempos.

Meta

Lo más llamativo que tiene esta llanera de 21 años es el contraste de su piel canela con sus ojos verdes.

Es una mirada que además se complementa con una sonrisa muy amable y una personalidad arrasadora, pues Leydi Viviana es una mujer centrada y encantadora. El cariño del público cartagenero le ha otorgado la seguridad necesaria para consolidarse como una de las grandes favoritas.

Valle vs. Valle

Este año el Concurso Nacional de Belleza tuvo una participación doble del departamento del Valle del Cauca.

Diana María Salgado, primera señorita electa para representar a dicho departamento, se retiró del certamen porque según ella Combelleza la había obligado a renunciar por su  aumento de peso. Catalina Robayo fue la señorita que la reemplazó. Poco después, Salgado interpuso una tutela que falló a su favor y se reintegró al certamen dejando fuera de concurso a Catalina Robayo. Combelleza, por su parte, afirmó que las dos candidatas siempre recibieron su apoyo.

Desde que Salgado retornó al Concurso, ha participado en todos los eventos y la gente la apoya mucho.

Comparte: