31 Oct 2008 - 1:23 a. m.

¿Le cabe responsabilidad política al ministro Santos?

Aunque el llamado a calificar servicios a 27 miembros de las Fuerzas Militares, entre quienes había tres generales del Ejército, resultó histórico, para algunos sectores la medida no fue suficiente.

El Espectador

La polémica ahora se concentra en la eventual responsabilidad política que tendría  el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, en el escándalo de violación a los Derechos Humanos por la desaparición de jóvenes de escasos recursos presentados como dados de baja.

Con la idea de que el Ministro no puede salir incólume de este episodio, el Polo Democrático Alternativo tomó la iniciativa de citarlo a un debate de control político el próximo martes en el Congreso de la República, para hacerle 18 preguntas, entre las cuales esta: ¿Por qué las responsabilidades políticas sólo son asumidas en niveles inferiores a la cúpula militar? La propuesta  es del senador de este movimiento Parmenio Cuéllar, quien aseguró que las políticas se trazan desde la cabeza y “Santos debe asumir su responsabilidad, otra cosa es que no se vaya, porque el Presidente (Álvaro Uribe Vélez) hace lo que quiere, pero el Polo tiene que dejar una constancia”, agregó.

El senador liberal Mario Salomón Náder confesó que ha perdido la confianza en los debates de control político, porque en los más recientes, los votos de la minoría han atornillado aún más a los funcionarios a sus cargos. Sin embargo, el también senador liberal Camilo Sánchez cuestionó que cuando se trata de éxitos de la tropa, los cobre el Ministro, pero cuando son derrotas, sólo asume la fuerza al mando.

En cambio, otros congresistas destacaron la labor del Ministro que más éxitos ha conseguido en la historia reciente de lucha contra las Farc. La senadora Piedad Zucardi, del Partido de la U, aseguró que Santos asumió la responsabilidad de lo que está ocurriendo cuando solicitó que se abrieran las investigaciones en los casos de las desapariciones. “Creo que el Ministro está haciendo un magnífico papel”, señaló.

Con el mismo convencimiento, el senador conservador Ubéimar Delgado dijo que el Ministro no tiene ninguna responsabilidad pendiente y lo defendió como la persona que ha velado por los intereses de la seguridad democrática en Colombia.

Otros casos en el suroccidente

Huila tampoco ha estado exento del tema de las ejecuciones extrajudiciales. Esa es la denuncia que hace el Observatorio Surcolombiano de Derechos Humanos y Violencia, el cual afirma que entre 2007 y 2008, en este departamento, se registraron 33 casos de falsas muertes en combate, en los que se incluyeron 76 personas.


Según el reporte del Observatorio,  los sucesos ocurrieron en los municipios de Garzón, Acevedo, Montealegre y La Plata , principalmente. Pero la localidad en la que más se conocieron casos de ejecuciones extrajudiciales fue Pitalito: 22 víctimas en total.

No obstante, el registro de estas muertes no se limita a estos años. Tampoco las denuncias, como la que hace la familia de Danilo Yepes Pineda, un campesino que residía en el corregimiento de Bruselas (Pitalito) y fue asesinado, según su hermana, por el Ejército.

El 21 de marzo de 2006, soldados del Batallón de Infantería Nº 27 reportaron la muerte en combate de dos presuntos guerrilleros del frente XIII de las Farc. Uno de ellos era Danilo Yepes Pineda.

El Ejército aseguró que éstos apoyaban a las Farc. Sin embargo, la familia asegura que Yepes no era más que un campesino al que los militares asesinaron en frente de sus hijos. Sus parientes, que contrataron a un abogado para que manejara el tema, llegaron a Bogotá a denunciar el caso ante los distintos organismos estatales.

Así lo registró el mundo

La decisión del Gobierno colombiano de despedir de sus Fuerzas Armadas a varios oficiales por “asesinatos extrajudiciales y conspiración criminal” no pasó desapercibida en el mundo. The New York Times tituló en su primera página: “Colombia incluye muertes civiles como bajas guerrilleras”. El Herald Times, versión global del diario neoyorquino dijo: “Es la mayor sacudida de las Fuerzas Armadas colombianas, apoyadas por Estados Unidos, en años y complica los esfuerzos del gobierno Bush a favor de un Tratado de Libre Comercio con Colombia”. The Washington Post reportó el hecho como: “Una depuración sin precedentes para un ejército  conocido por resistirse a las reformas”. Por su parte,  Los Ángeles Times explicó que, “el caso resalta el problema de derechos humanos del Ejército colombiano”.

Los diarios europeos también reaccionaron. The Guardian declaró: “Hasta ahora, el gobierno había descartado informes de ejecuciones extrajudiciales”. Le Monde, de Francia, se unió al coro el decir que, “fue un hecho sin precedentes”. El Ministerio británico de Exteriores dijo que “esto es importante y vital para la reputación internacional de Colombia”.

Comparte: