En vivo
Contrato del Mintic: juez decide si envía a la cárcel a tres implicados
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Minimizar
20 Nov 2014 - 3:03 a. m.

Matemáticas con origami

A TRAVÉS DE MÉTODOS INNOVADORES

Titanes Caracol

esde hace dos años el profesor Jorge Mendoza implementa, en el colegio para el que trabaja en Maicao, una particular estrategia de enseñanza de las matemáticas, la cual le ha permitido que en ese tiempo sus estudiantes hayan alcanzado las etapas finales de las Olimpiadas Nacionales y Regionales de Matemáticas.

Mendoza dice que el paso número uno es motivar a los muchachos para que las vean de manera divertida y práctica. Primero identifica los talentos y los divide en tres grupos: básico, medio y superior. Como los superiores van un poco más avanzados, son los encargados de ayudar a entender los ejercicios a los otros dos grupos para que todo el salón alcance el logro académico. “A veces llego a la clase sólo para aclarar dudas”, sostiene el licenciado en matemáticas.

Jorge, como le llaman sus alumnos, parte del principio de que todos no van a ser ingenieros, así que enseña lo que necesita cada persona de manera que pueda palparla y experimentarla.

Señala que cuando planea un ejercicio, más que una nota o “el ganaste o perdiste”, prefiere sentarse con cada uno para identificar el error, ya que es en ese proceso de recuperación donde los jóvenes sienten que están recibiendo una educación distinta.

“Enseño matemáticas en un contexto donde los niños aprenden a llenar una factura, a aplicar el IVA, entienden qué es un descuento o cómo se trabaja una tarjeta de crédito o débito”, asegura Mendoza.

Otra parte fundamental en la estrategia es el acompañamiento de los padres. “Tengo una mamá que cuando el hijo no entiende se acerca y me dice: ‘Jorge, explícamelo a mí para ver si en la casa le puedo ayudar’”, cuenta Jorge. Ese niño que aborrecía las matemáticas ya es nivel intermedio.

En su escala tiene un grupo especial llamado “Príncipe de Gauss”, en referencia a Carl Friedrich Gauss, el niño prodigio que a los 11 años sumó los números del 1 al 100 en sólo un minuto. Los estudiantes se reúnen los fines de semana para preparar su participación en las Olimpiadas Matemáticas reforzando a quienes tienen alguna dificultad.

“Desde que llegó Jorge el colegio dio un giro radical, porque las matemáticas no eran tan importantes y ahora se han vuelto un verdadero reto para nosotros”, dice la estudiante de décimo María Azcárate mientras que otro afirma que lo mecánico es resolver el ejercicio, pero lo que más disfruta es analizar cómo se llega a un resultado.

Pero esa pasión por esta materia no se queda sólo en el colegio, semanalmente Jorge y unos 30 estudiantes visitan rancherías cercanas a Maicao para enseñarles a los pequeños wayuus a hacer origami, el juego de hacer figuras con papel con dobleces y sin pegante.

“El origami se basa en conceptos de geometría y de matemáticas, pero lo más importante es que estás haciendo algo que te gusta y te divierte, uno no se aburre”, señala una de las niñas, Gauss Saman Urrieta. El profesor Mendoza está convencido de que así como estos indígenas hacen pulseras y mochilas, con el papel y las matemáticas también realizan arte.

Dice que pronto un guajiro ganará las Olimpiadas y que sólo espera que ese amor que hoy sienten los estudiantes por esta materia se multiplique con sus hermanos, primos y amigos con el fin de cambiar ese paradigma de que siempre se fracasa en las matemáticas.

Temas relacionados

campaña Soy Capaz
Comparte: