30 Dec 2018 - 8:06 p. m.

Murió el niño yemení por el que una madre luchó para entrar a Estados Unidos

Abdalá Hasan sufría una enfermedad terminal que obligó a su padre a llevarlo a Estados Unidos para tratarlo, pero el veto migratorio impedía que su madre, la yemení Shaima Swileh pudiera obtener la visa para acompañarlos.

-Redacción Actualidad con información de AFP

La lucha del menor yemení, de dos años, Abdalá Hasan, cuya madre yemení luchó para obtener el visado a Estados Unidos para poder visitarlo en el hospital californiano donde permanecía, murió la noche del viernes, según informó hoy el diario New York Times.

El menor se había convertido en un símbolo de la batalla que se ha dado contra el veto migratorio impuesto por la Casa Blanca, que prohíbe el ingreso de los ciudadanos de siete paises (Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen), de los cuales en cinco la mayoría de la población es musulmana, ya que por este se le impidió el ingreso a Estados Unidos a la madre del menor. 

"Tenemos el corazón partido. Tenemos que decir adiós a nuestro bebé, la luz de nuestras vidas", dijo el padre de Abdalá, pues el pasado 19 de diciembre la madre del menor, Shaima Swileh, llegó al aeropuerto de San Francisco (California) procedente de Egipto, luego de que Washington accediera a darle un permiso para viajar al país y despedirse de su hijo antes de que muriera.

Hasan falleció en el hospital infantil UCSF Benioff de Oakland (California) como consecuencia de una enfermedad cerebral genética, por la que desde hace unos meses, su padre, de nacionalidad estadounidense, lo llevó a Estados Unidos. 

En los últimos días, la condición del menor empeoró y necesitó de respiración asistida. Luego de darse a conocer la historia en los medios, el tema se volvió mediático, por lo que la familia logró conseguir el apoyo del Consejo de las Relaciones Estadounidense-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés), que presentó una demanda de urgencia en favor de Swileh, con la que  el Departamento de Estadoconcedió decidió otorgar el permiso para que la mujer pudiera ver a su hijo. 

Comparte: