17 Jan 2014 - 5:02 p. m.

Pasajes de la Biblia que llaman la atención

A Propósito de la polémica que generaron las declaraciones de María Luisa Piraquive.

El Espectador

Estos son algunos versículos de la biblia que llaman la atención.

1. No reír de los calvos.

Uno de los pasajes que más llaman la atención en la Biblia se encuentra en el segundo Libro de Reyes (2:23-24). En este se cuenta la historia de Eliseo, un hombre muy sabio que sufría de calvicie, muy propia de su edad. Cierto día, él se encontraba en un largo viaje hacia Beth-el, en Cananea, cuando fue atacado por un grupo de muchachos que intentaban provocarlo debido a su cabeza calva.

Pero Eliseo sabía cómo vengarse y lanzo maldiciones en nombre del Señor para aquellos niños. Inmediatamente, dos osos salieron del monte, y aniquilaron a los 42 niños, despedazando sus cuerpos hasta la muerte.

2. Violencia y muerte.

La historia que se describe en Jueces 19:22-30 es bastante extraña. Un hombre y su amante se encontraban vagando por las calles hasta que un individuo acepta darles hospedaje en su casa. En el medio de la noche, un grupo de hombres se presenta en su puerta. Le exigen al hombre que vive en aquella casa que entregue a su invitado para tener relaciones con él. El dueño de la casa se niega y les ofrece a su hija virgen y a la amante en lugar del hombre.

Los hombres dejan a la mujer después de ultrajarla. Cuando es encontrada por su amo (el invitado a la casa), éste le ordena levantarse. Al no tener respuesta la descuartiza en 12 partes y la envía por todo el territorio de Israel.

3. Una extraña prueba de amor.

David era un hombre muy enamorado de la hija de Saúl, y llegó a decir que haría cualquier cosa por la mano de la doncella. Saúl entonces lanzó un reto al futuro yerno: recoger el prepucio de no menos de 100 hombres en una noche.

David, para probar que realmente estaba enamorado de la mujer, llevó a Saúl unos 200 prepucios. El pasaje se encuentra en 1 Samuel 18,25-27.

4. Un corte desagradable.

Otro pasaje extraño puede encontrarse en Éxodo 4:24-26, cuando Dios intenta matar a Moisés porque su hijo no estaba circuncidado. Cuando el niño estaba a punto de morir porque no había circuncidado a su hijo, su esposa rápidamente tomó una piedra y lo circuncidó.

5. La maldición de la higuera.

En Mateo 21:19 y Marcos 11:13-14, hay una historia que bastante extraña: En este pasaje, Jesús se encontraba caminando y sentía un poco de hambre. Es aquí cuando al buscar frutos en un árbol se encuentra con una higuera estéril. Al no encontrar nada, Jesucristo maldice al arbusto para que, hasta su muerte, nadie más comiera de sus frutos.

6. Dios prefiere ocultar su rostro.

Éxodo 33:23. Este versículo trata del encuentro de Moisés con Dios: debido a esta épica reunión, el hombre se encuentra en una piedra ansioso por ver el rostro del creador, pero el Señor simplemente decide que ningún ser humano puede ver su rostro y sobrevivir. Entonces Dios permitió a Moisés ver sus manos y la parte posterior de su cuerpo.

7. Animales parlantes filosofando.

En Números 22:28-30 Balaam estaba trabajando en un día como cualquier otro, arriando violentamente a su burro para que caminara. Cansado de la situación, el animal comenzó a quejarse. Balaam entonces cuestionó la rebeldía del asno, que pasó a filosofar sobre la naturaleza, su relación con los humanos y cómo aquella situación hería sus sentimientos.

Posterior a este extraño acto Balaam hace las paces con el animal y continúan su camino como si nada hubiera pasado.

8 – La genética es para los débiles.

La historia contada en Génesis 30:37-39. Laban estaba tomando todos los animales manchados y rayados de Jacob, que para nada estaba contento con la situación, y que ideó un plan poco convencional: tomó unas varas de álamo, almendro y plátano y le saco tiras blancas de la corteza y puso estos objetos en los tanques de agua de donde bebían los animales. Esto hizo que las crías nacieran rayadas, moteadas y manchadas.

Comparte: