3 May 2010 - 2:00 a. m.

Procuraduría alerta sobre peligros en elecciones

El Ministerio Público formalizó 17 recomendaciones con el objetivo de evitar el desastre de las parlamentarias.

Redacción Judicial

Mientras el país político se pierde entre encuestas y debates, agresiones, juego sucio y vallas desobligantes, a un mes de las elecciones para elegir al sucesor de Álvaro Uribe Vélez en la Casa de Nariño, muchas preocupaciones rondan en la Procuraduría sobre la jornada del 30 de mayo. En carta enviada al registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez, la delegada María Eugenia Carreño le formalizó 17 recomendaciones urgentes para evitar el caos de las parlamentarias y garantizar la confiabilidad, consistencia y veracidad de los próximos comicios.

Carreño, presidenta de la Comisión Nacional de Control y Asuntos Electorales, pidió la revisión del censo electoral, capacitar a jurados y delegados de la Registraduría en los centros de votación de los 1.102 municipios, escrutar los formatos y bases de datos que contienen información de candidatos, efectuar copias de seguridad en medios externos durante el proceso del preconteo, “de tal manera que se garantice la recuperación de la información en caso de algún daño en los servidores”, y que la Registraduría “asuma su condición de dueña del proceso y de la información que procesa el contratista”.

Asimismo, le solicitó al Registrador que le exija al contratista UNE que cumpla con los estándares definidos para el diseño de los formatos y desarrollo de los escrutinios, que se garanticen copias de seguridad de manera periódica de la información que se recopila, que cada comisión escrutadora tenga bajo su custodia una copia de respaldo y que la Registraduría guarde copia de las bases de datos para ser objeto, en cualquier momento, de consulta y verificación. También sugirió como herramienta de autocontrol la devolución de los boletines a los municipios para que sean revisados por los registradores locales o la digitalización de los formularios E-14.

Para evitar el saboteo de hackers al sistema, se exhortó a la Registraduría para que, junto con UNE, implemente acciones que eviten estos ataques que ponen en riesgo la seguridad de la información y, en general, prevenir cualquier acontecimiento que amenace las elecciones del próximo 30 mayo. La carta de 15 páginas, conocida por El Espectador, solicita la elaboración de simulacros para corregir las fallas técnicas presentadas en el proceso electoral del Congreso. Precisamente ayer la Registraduría realizó el primero de tres simulacros que tiene programados con el fin de constatar el soporte documental del proceso y afinar los requerimientos de seguridad.

En la otra orilla, el Registrador dice sentirse tranquilo. En diálogo con este diario manifestó que las recomendaciones expresadas por la Procuraduría han sido acatadas para corregir los yerros, que aspira que a las 7:30 de la noche del 30 de mayo se haya consolidado el 95% de la información de los comicios; que como novedad la Registraduría va a realizar su propio preconteo por si hay algún saboteo; que los hackers no se pueden evitar, pero sí los efectos que producen, y para ello están tomando todas las medidas y blindando el proceso; que el censo está casi depurado y que hasta el 19 de mayo los ciudadanos podrán hacer reclamaciones por errores u omisiones en éste.

Carlos Ariel Sánchez se mostró confiado en el éxito de los comicios presidenciales, dijo que se sortearon 80 mil jurados en Bogotá, que comenzarán su capacitación el próximo 4 de mayo, y que los otros dos simulacros programados para preparar la transmisión de los resultados electorales serán el 15 y el 22 de mayo. Reconoció fallas en la capacitación de los jurados, pero advirtió que es difícil evitar su deserción durante las jornadas de formación, pues no hay sanciones para quienes no asistan. “El Procurador y el Registrador firmamos una circular para que la asistencia de los jurados sea obligatoria”, añadió. Entre tanto, mientras se ajustan las tuercas en la Registraduría, los organismos de control continúan vigilantes. La consigna es una sola: evitar que se repita el desastre del pasado 14 de marzo.

Las fallas de marzo detectadas

El diagnóstico de la Procuraduría rajó al organismo electoral. En las elecciones del 14 de marzo se detectaron fallas en los canales de comunicación entre el centro de procesamiento principal y el alterno en municipios de Cundinamarca, Bolívar, Tolima, Magdalena, Huila y Chocó. Ocurrió una caída de comunicación de 30 minutos entre el centro principal y el alterno de Bogotá. Hacia las 11 de la noche de ese día se tenían seis municipios de Bolívar con un reporte de mesas inferior al 50%; las líneas telefónicas en puestos de votación de Ibagué, Espinal, Ataco y Chaparral no funcionaron; igual ocurrió en Magdalena.

En general, la Procuraduría detectó crasos errores en la conformación del censo, que se trataron de subsanar mediante resoluciones de última hora; cédulas reportadas por la propia Registraduría como canceladas por mala elaboración, aparecieron en el censo; en las actas de escrutinio de mesas para Senado no aparecía el candidato número 9 del movimiento Apertura Liberal, lo cual tuvo que ser subsanado mediante circular del 13 de marzo; las bases de datos para la asignación de jurados no fueron depuradas antes de los sorteos y la inconsistencia en los nombres y listados fue mayúscula; se evidenció falta de capacitación y, en algunos casos, “falta de compromiso de los delegados del Registrador en los puestos de votación”.

Para colmo, no se programaron copias de seguridad a medios externos luego de suspender sesión en las comisiones escrutadoras, recalcó la Procuraduría.

Información deficiente

El Ministerio Público  señala que siguen generándose errores en la página web de la Registraduría y que en algunas ocasiones no es posible observar la información de los partidos con mayor votación por departamento. “Estas deficiencias en la página atentan contra el derecho fundamental a la información y generan suspicacias en torno a la transparencia del proceso electoral”, reza un extracto de la carta dirigida a Sánchez.

Simulacro electoral

La Registraduría y Une EPM realizaron ayer el primer simulacro de preconteo para las elecciones presidenciales. Esta actividad permitió evaluar la capacidad técnica instalada para la transmisión, consolidación y divulgación de resultados del próximo 30 de mayo. A las 9:00 a.m. comenzó la simulación del cierre de mesas y a las 11:57 a.m. ya se tenía el consolidado del 96,7% de  las mesas. La jornada se realizó en los 1.102 municipios del país e incluyó la transmisión de 67.000 mesas de votación.

Comparte: