En vivo
Contrato del Mintic: juez decide si envía a la cárcel a tres implicados
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Minimizar
15 Dec 2018 - 3:00 a. m.

¿Qué hacer para que su mascota no se asuste con la pólvora?

La Navidad suele ser una época estresante para los animales de compañía: luces, música a alto volumen y, lo peor, el estrés de la pólvora. Petardos, luces enceguecedoras, ruido, mucho ruido.

La Red Zoocial

Estos episodios tan comunes en diciembre son los momentos que causan más estrés a las mascotas, especialmente los perros. Los gatos también sufren, pero como son animales más independientes, ellos suelen reaccionar con más rapidez: salen corriendo a buscar un refugio seguro y pasan el momento. “Los gatos pueden ser incluso más sensibles con ruidos y otros estímulos que los perros, lo que pasa es que ellos suelen responder de manera diferente: buscan un sitio en donde se sientan bien y no salen de allí. Los perros reaccionan diferente”, explica Martha Rodríguez, veterinaria.

Los perros no saben qué hacer. Muchos salen corriendo ante el estrés y terminan atropellados o perdidos. Rodríguez relata que hay casos en los que los animales saltan de terrazas o ventanas, incluso se han reportado casos de infartos.

“¿Ha sufrido usted un ataque de ansiedad? Bueno lo que los perros sienten con la pólvora es muy parecido a eso?”, señala Rodríguez.

Federico Vilaplana, presidente del Colegio de Veterinarios de Cádiz, y quien lleva observando durante décadas los efectos de la pirotecnia, lo explica así: “Sufren de forma desmedida cuando explota un petardo cerca de ellos… O lejos, ya que pueden sobresaltarse por petardos a 500 metros”. El problema de todo esto radica en que los perros tiene una capacidad auditiva muy muy superior a la nuestra.

Hay un estudio de la Universidad de Ciencias de Oslo (Noruega) que señala que hay razas que se afecta más con los juegos pirotécnicos que otras: los pointer, gran danés y bóxer le temen menos a la pólvora. La edad también influye: más viejos, más sensibles.

La Red Zoocial les preguntó a los lectores cómo manejan este tema en Navidad: y muchos nos sorprendieron al hablar de las bondades del Método Tellington. ¿Qué es? Es un sistema casero de vendajes que, aseguran ellos, controlan el miedo de los perros. “La idea es tener una banda de tela de entre 15 o 20 centímetros. Se pasa primero por el pecho del perro, luego se cruza y se pasa por debajo del cuerpo para terminar con otro cruce en la parte superior. Eso hace presión y ellos se sienten más seguros”. Esto lo afirma Martina Mejía, dueña de un labrador de dos años.

Ver más: ¿Por qué tantas mascotas abandonadas?

Pero los veterinarios no dan crédito al famoso método. Dicen que no tiene respaldo científico, al igual que las camisetas ajustadas. “Apretarlos mucho puede ser incluso perjudicial”, explica la veterinaria Rodríguez.

Ella recomienda tener una actitud controlada frente a la pólvora para transmitirle seguridad. “Pero como sé que esto no es suficiente, prepare con él un refugio seguro: puede ser en una habitación con las luces apagadas y las ventanas cerradas para aislar el ruido. Póngale su cobija favorita, un juguete y quizás una galleta para que se sienta cómodo y seguro”.

Sin embargo, hay casos en que esto no es suficiente y entonces es necesario recurrir al uso de medicamentos. También es bueno hacerles juegos, no sacarlos a la calle cuando el ruido sea ensordecedor y no obligarlos a participar de ruidosas reuniones que solo nos gustan a nosotros.

Así, entonces, ya que las mascotas hoy son parte de la familia, deberíamos pensar en celebraciones en las que todos la pasen bien: incluso los perros y gatos.

Comparte: