25 Aug 2008 - 9:27 p. m.

Sófocles para tratar soldados

Los soldados colombianos que presenten síntomas de estrés postraumático podrían beneficiarse de un método que ha tenido éxito entre los combatientes de la guerra de Irak: sólo necesitan sentarse frente a una tarima en la cual se representen las tragedias del clásico autor griego Sófocles. 

Redacción Vivir

Las tragedias del escritor de la Antigua Grecia como Ayáx o Filoctetes, tendrían un efecto terapéutico sobre algunos soldados afectados por este trastorno. En las representaciones que se hicieron de las obras para los soldados norteamericanos, en una conferencia organizada por la Infantería de Marina, en California, se buscó exaltar el profundo dolor físico y psicológico por el que deben pasar aquellos que combaten en la guerra.

Los soldados, explicó Mathew Wells, periodista de la BBC, se identificaron con personajes como Ayáx, guerrero que no toma en cuenta los consejos de sus familiares, por lo que termina por morir en manos de sus enemigos, o Filoctetes, personaje traicionado por su propio ejército, y sintieron alivio y comodidad al escuchar en boca de los combatientes griegos situaciones que les son familiares.

Un joven infante de marina dijo que las obras “traían a la mente escenarios que coinciden con los de hoy día, la guerra actual, y coincidirían también con guerras futuras. Dicen mucho del soldado que está herido en su interior”.

Los expertos coinciden en que el estrés postraumático puede ocurrir a cualquier edad, después de padecer un evento trágico, como una inundación, un incendio o una guerra. Las soldados que padecen este tipo de trastorno experimentan el acontecimiento una y otra vez a través de sus sueños o recuerdos o la sensación de estar experimentando el evento de nuevo.

A lo largo de la conferencia, la gran mayoría de los soldados afirmó que la representación de las obras griegas los hizo desbloquear sus inhibiciones. Según, Brian Dorries, uno de los actores, el público experimentó una catarsis, palabra inventada por Aristóteles, que implica empezar el proceso de expiación de la pena y el miedo. El filósofo griego le atribuía propiedades terapéuticas a este proceso.

El capitán Bin Nash, uno de los organizadores del evento, explicó que “el estigma y la vergüenza que la gente siente al sufrir este tipo de estrés, tal y como lo llamamos hoy, empeora mucho más si no se sabe que otros ya lo sufrieron en el pasado o lo están padeciendo ahora mismo, y puede ser muy liberador saber que uno no está solo en esto”.

 

Temas relacionados

SaludsoldadosEstrés
Comparte: