5 Nov 2008 - 5:41 a. m.

Supremacía demócrata

El Partido Demócrata también ganó este martes las mayorías en el Senado (56 escaños a 36) y en la Cámara de Representantes (199 plazas por 128 republicanas). ¿Qué significa este resultado para el futuro de la nación?

El Espectador

Ronald M. Peters

Es profesor de Ciencia Política en la Universidad de Oklahoma desde 1976.

Fue director y curador del Centro de Estudios Legislativos Carl Albert.

Ha escrito varios libros sobre la política en E.U.

Ronald Peters es el codirector del Carl Albert Center, centro de estudios legislativos de la Universidad de Oklahoma y miembro del comité directivo del observatorio de estudios congresionales y presidenciales de Indiana University. Ha escrito un sinnúmero de publicaciones, entre las que están: La anatomía del Congreso y Liderazgo en el Senado de Estados Unidos.

¿Por qué crecen los temores sobre una mayoría demócrata en el Congreso?

Porque cuando llega al poder un partido unificado y mayoritario, el cual manda en el Senado, la Cámara y la Casa Blanca se pierden, en teoría, los controles y el balance de poder a la hora de aprobar las leyes. Algunos sectores temen equivocadamente que esto podría desembocar en la promulgación de políticas de corte liberal. Hay que aclarar que los nuevos asientos demócratas en el Congreso vendrán de distritos electorales más moderados. Esto obligará al partido a moverse hacia el centro.

¿Cómo afectará esto el mapa electoral estadounidense?

Se sentirá, básicamente, porque los demócratas quedarán con un capital político que les permitirá retomar iniciativas suspendidas y bloqueadas durante la administración Bush. En otras palabras, gozarán de una eficacia legislativa con la que no contaban desde hace una década.

¿Qué políticas sentirán el impacto directo de esta mayoría demócrata?

La reforma migratoria,  temas de sanidad pública, derechos humanos y el control a las emisiones de CO2. Veremos la reforma del sistema de salud, el seguro médico para menores de edad cancelado por Bush, así como la reanudación de investigaciones con células madre. El déficit fiscal y la guerra en Irak serán por supuesto el tema central del Congreso entrante.

¿Qué le espera a Colombia, teniendo en cuenta que los demócratas han sido el principal obstáculo para la ratificación del TLC?

Desde que Nancy Pelosi bloqueó el tratado mandó un mensaje claro a Colombia sobre los aspectos que deben mejorar para acceder a su aprobación. Esto es algo en lo que no se va a retroceder. Sin embargo, su aprobación llegará tarde que temprano, los demócratas entienden la importancia de Colombia como un socio estratégico en la región.

De acuerdo con este panorama, ¿cuál será el paso a seguir para las filas republicanas?

Al estar en una posición minoritaria tendrán que lidiar una batalla interna dentro del partido, tendrán que sacudirse del legado y del estigma de Bush y decidir de forma cohesionada la dirección que tomará el partido. Mientras tanto, aguardar la oportunidad de capitalizar cualquier error de la mayoría demócrata.

¿Ha ocurrido esto antes?

Jimmy Carter y Bill Clinton gozaron en un comienzo de una mayoría demócrata en el Congreso, sin embargo, ninguno de ellos tuvo un cheque en blanco a la hora de legislar. Así que no hay nada que temer, mucho menos cuando Obama ha sido claro al afirmar que buscará mayorías entre los dos partidos.

Comparte: