Publicidad
24 Dec 2021 - 2:00 p. m.

USTA: “Tomasinos De Otro Planeta es un proyecto solidario”

Contenido desarrollado en alianza con la Universidad Santo Tomás

El Departamento de Promoción y Bienestar Institucional de la Universidad Santo Tomás creó un proyecto que busca expandir el Humanismo Cristiano Tomista afuera de las aulas y llevarlo a la práctica con comunidades necesitadas y vulnerables.
Para 2022 la USTA está pensando una campaña por la Diversidad que va a ser llamada Bienestar Plus.
Para 2022 la USTA está pensando una campaña por la Diversidad que va a ser llamada Bienestar Plus.
Foto: Cortesía

Las buenas acciones deben ser difundidas. Hay quienes creen que el acto más puro de amor es ayudar al otro, sin esperar nada a cambio y hasta entregando lo que no se tiene. Esas dos cosas, quizá, son lo que motivó al Departamento de Promoción y Bienestar Institucional de la Universidad Santo Tomás (USTA), en cabeza de fray Rodrigo Rivero Gutiérrez, O.P., para crear la campaña #UniversoUSTA y su proyecto solidario #TomasinosDeOtroPlaneta, el cual entregó en 2021 dos casas, una en Arauca, y otra en Soacha, con el fin de darle hogar a dos familias que la necesitaban. Este proyecto y entender a fondo lo que significa el Humanismo Cristiano Tomista, son razones suficientes para hablar con fray Rodrigo Rivero Gutiérrez, O.P. sobre los proyectos de la Universidad Santo Tomás y la intención de la universidad de llevar dicho humanismo por fuera de las aulas de clase.

¿Qué llevo a la USTA a crear el proyecto Tomasinos de otro planeta?

Para la Universidad Santo Tomás la misión institucional es educar integralmente a todos aquellos que llegan al claustro universitario. Por eso, pensamos en Tomasinos de otro Planeta para sacar de las puertas de la universidad, de las aulas, esos valores que tanto se conceptualizan y se explican de forma catedrática y llevarlos fuera de la universidad en beneficio de los más necesitados. Este proyecto piensa en quienes no son tomasinos, pero que necesitan de los tomasinos, eso los hace ser de otro planeta. Ese concepto de ser de otro planeta es ser un tomasinos destacado. Así como Lionel Messi es de otro planeta, estos tomasinos que materializan lo que tanto se estudia, son de otro planeta porque cumplen el ciclo de la teoría y la práctica.

¿Cómo eligieron el sitio de entrega para las dos casas ya las familias?

Nosotros manejamos el concepto de que la universidad Santo Tomás en sus 441 años de historia debe comportarse como un buen vecino. En aquellas ciudades donde está la USTA procuramos impactar con hábitat saludable, o impactar de alguna manera socialmente a las comunidades. En el caso de Arauca, la Santo Tomás se encuentra con un Centro de Atención Universitaria, de educación virtual o a distancia; y en el caso de Bogotá, decidimos impactar en Soacha. Aunque también en Medellín, Bucaramanga Tunja, tuvimos actividades de impacto, acondicionamientos de espacios, y entrega de regalos y mercado. En Soacha le dimos una casa a una pareja de personas mayores que están sobre los 80 años, mientras que en Arauca el hogar fue para una familia conformada por sus padres y tres hijos menores de edad. Esto hace parte de nuestra estrategia de 880, de ayudar a personas desde los ocho, hasta los 80 años.

¿Cuáles son los valores que más destaca de quienes pertenecen al proyecto Tomasinos de otro planeta?

Solidaridad. Tomasinos de otro planeta es un proyecto solidario, es dar inclusive lo que nos hace falta. Y en ese sentido de solidaridad también está la gratitud. La mejor manera de darle gracias a Dios, o a la creencia que tengan los tomasinos, es dar las gracias por entregar lo poco que se tiene a los demás. La empatía y el sentido de caridad que se ve reflejado en el amor al prójimo, es el llamado que hacemos desde la misión institucional de la universidad.

¿Cuál cree que es el mayor aporte de la formación del humanismo de la comunidad de la universidad que trabajan en proyectos como este?

Nosotros en la USTA manejamos el Humanismo Cristiano Tomista. Esa es nuestra filosofía institucional, en ese humanismo, la universidad y quienes están en ella concebimos al hombre, al ser humano, como una persona integral. No solamente cuerpo y alma, sino que tiene muchísimas dimensiones para formarse, como la dimensión social, política, biológica, lúdica, cultural. Por eso los tomasinos con este proyecto solidario fortalecen una de tantas dimensiones. Cuando un tomasino se une a un proyecto y se compromete con la realidad en la que vive, es de valorar que somos todos parte de algo. Nosotros no somos más y menos, somos parte y entre todos construimos la verdad. Y eso último va en camino con el lema de la universidad, que en latín se dice Facientes Veritatem, que en español quiere decir “Constructores de la verdad”, eso significa que, entre todos, entre todas nuestras versiones se llega a una verdad. De esa manera, le transmitimos a los estudiantes fuera del aula que hacen parte de la historia.

¿Cómo han pensado extender y crear más proyectos o iniciativas que fortalezcan este Humanismo Cristiano Tomista?

El Bienestar Institucional de la USTA que es quienes han liderado el proyecto de Tomasinos de otro Planeta, lo pensamos desde un inicio con la mentalidad de tocar corazones y los estudiantes movían sus voluntades, al mostrarles a las familias necesitadas y caracterizadas por toda la universidad. Este año quisimos unirnos con la campaña que llamamos Universo USTA que finiquita con el proyecto solidario Tomasinos de Otro Planeta. Para 2022 estamos pensando una campaña por la Diversidad que va a ser llamada Bienestar Plus, y que tendrá como política pública de inclusión y trabajaremos con todas las comunidades que se sienten excluidas en el día a día por la sociedad, por el colectivo. Vamos a enfocarnos más en ser incluyentes, en hacer sentir a los demás importantes, valorados, relevantes. Es una política pública de inclusión.

Síguenos en Google Noticias