26 May 2016 - 6:13 p. m.

Visitantes de un museo confundieron unas gafas con una obra de arte

Un joven bromista dejó unos anteojos en el suelo del Museo de Arte Moderno de San Francisco, y los visitantes los tomaron como una pieza más de la exposición.

Redacción Actualidad

Más de 106.000 reacciones tiene hasta el momento el trino con el que un joven documentó una broma. Él, quien se autodenomina como “Teejay”, decidió poner en el suelo del Museo de Arte Moderno de San Francisco un par de gafas. Según el joven, su idea no era solo hacer una broma, sino también evidenciar que las personas tienden a tratar de interpretar artísticamente todas las piezas que encuentran en un museo.

La broma y experimento social de “Teejay” estuvo basada en una experiencia que tuvo con sus amigos cuando visitó una galería. Según dice, se encontraron con elementos como un peluche y una cobija expuestos como obras, lo cual los llevó a pensar si todos los elementos en solitario podrían tener la misma interpretación. Y así, el joven confirmó su teoría, cuando vio cómo varios asistentes al museo empezaron a admirar, analizar, comentar e incluso fotografiar los lentes que hacía pocos minutos él había puesto en el suelo.

Pero este no fue el primer intento de “Teejay”. Antes, el joven había puesto una gorra y una caneca en una galería para hacer el mismo ensayo. Y aunque generó una reacción similar a las gafas en los visitantes, no llegó a tener el “éxito” de su nuevo experimento social.

El joven aduce que este tipo de actos, más allá de las risas que ha generado, son pensados con el fin de analizar los comportamientos de la gente, especialmente cuando se encuentran con otras personas y en un determinado espacio
 

Temas relacionados

ArteBroma
Comparte: