24 Sep 2013 - 10:00 p. m.

Bacterias de la yuca, útiles contra el cianuro

Investigadores encontraron en el almidón de esta raíz microorganismos capaces de degradar el cianuro utilizado en minería.

Redacción Vivir

En las plantas de procesamiento de almidón de yuca de la vereda La Agustina, camino al municipio de Santander de Quilichao (Cauca), Aram Joel Panay, director del laboratorio de bioquímica de la Universidad Icesi de Cali, y Catalina Mosquera, su alumna, hallaron seis grupos de bacterias capaces de seleccionar y degradar completamente las partículas de cianuro en diez días.

Este descubrimiento, hecho a partir de un alimento común y abundante en Colombia, podría convertirse en una solución que permita eliminar el cianuro de los procesos de minería ilegal de oro justo antes de que el peligroso tóxico llegue a los ríos.

¿Cómo es posible? Según explica el docente, algunas variedades de yuca, particularmente las amargas, contienen un porcentaje de cianuro. Los investigadores sospecharon que algunos microorganismos podrían haberse adaptado a vivir en estas condiciones e incluso haber desarrollado la capacidad de degradar esta sustancia tóxica.

Luego de ocho meses de análisis corroboraron su hipótesis. Al estudiar muestras de diferentes bacterias presentes en las raíces de la planta, identificaron seis grupos capaces de metabolizarel cianuro. Para ellos, se trata de una potencial alternativa en la limpieza de aguas contaminadas con cianuro.

Teniendo en cuenta que en la minería ilegal se utilizan agua y cianuro para disolver los metales preciosos y que esa actividad se desarrolla en varias regiones del país (aunque no hay una cifra exacta), el nuevo objetivo del equipo es dotar a los mineros con tanques que contengan las bacterias extraídas en las plantas de procesamiento de yuca, para que ellos mismos puedan contribuir a la descontaminación de las aguas residuales antes de que éstas vayan a parar a los ríos, como es el caso, según expone Panay, del Dagua, en la localidad vallecaucana de Zaragoza, muy contaminado y además plagado de dragas y grandes excavadoras.

La dificultad para lograrlo, resalta el investigador, ha sido acceder a los puntos en los que el proyecto tendría un impacto. “Quisiéramos tener ya unos lugares detectados donde esto funcione, pero por temas de seguridad, y porque tampoco hay información oficial sobre minería ilegal y el uso de cianuro, ha sido muy complicado”, resalta.

Así, aunque estos investigadores admiten que hacen faltan unas fases de trabajo para la aplicación extensiva del desarrollo, confían en que, con el apoyo del Gobierno y del mismo sector de los mineros, podrán contribuir a solucionar un grave problema medioambiental.

“Ojalá esto sirva en la comunidad científica para que entendamos que hay elementos de nuestra cotidianidad, como la yuca, que tienen una aplicación importante y ni siquiera pensamos en explorarlos”, concluye Panay.

Temas relacionados

Cianuro
Comparte:
X