22 Jun 2022 - 2:00 a. m.

Avistamiento de ballenas en el Pacífico: de oportunidad a una amenaza

Entre 2011 y 2019, en Bahía Málaga, el número de visitantes aumentó en un 108 %, mientras los viajes en embarcaciones para ver a estos cetáceos creció un 140 %. Ante el incumplimiento de las recomendaciones emitidas por las autoridades ambientales para el avistamiento, expertas proponen que se conviertan en normativa.
César Giraldo Zuluaga

César Giraldo Zuluaga

Periodista sección Vivir
 Las recomendaciones señalan que las embarcaciones deben estar, mínimo, a 100 metros. / Foto tomada por Isabel Cristina Ávila
Las recomendaciones señalan que las embarcaciones deben estar, mínimo, a 100 metros. / Foto tomada por Isabel Cristina Ávila

Tras un viaje de cerca de 9.000 kilómetros, cientos de ballenas jorobadas llegan hasta las cálidas aguas del Pacífico colombiano entre junio y noviembre de cada año para aparearse y dar a luz. Lo hacen, según Lilian Flórez, bióloga marina y creadora de la Fundación Yubarta, nombre como también se le conoce a estos cetáceos, porque las aguas de la Antártida son tan heladas, que los ballenatos morirían apenas al nacer, pues la capa de grasa que los cubre es muy delgada.

Las jorobadas o yubartas (Megaptera novaeangliae), como es el nombre científico de esta especie, suelen atraer las miradas de los turistas alrededor del mundo por los icónicos saltos que realizan los ballenatos, que son muy juguetones, o también por la imponencia de los adultos, los cuales pueden llegar a medir entre 14 y 15 metros, y pesar cerca de 30 toneladas.

Síguenos en Google Noticias