12 Aug 2020 - 8:38 p. m.

Buscan declarar los 36 páramos de Colombia como patrimonio natural de la humanidad

Alcaldes y gobernadores promueven una iniciativa para blindar los páramos del país y la Sierra Nevada de Santa Marta de la explotación minera, declarándolos patrimonio natural de la humanidad y reserva de la biósfera. La petición será enviada a la UNESCO.

Blog El Río

El debate sobre el proyecto minero en el páramo de Santurbán, que se revivió hace unas semanas tras las declaraciones de la viceministra de Minas Carolina Rojas, ha puesto en la agenda nacional un nuevo movimiento para la protección de los páramos del país.

Esta vez, un grupo de alcaldes y gobernadores, entre los que se encuentran la alcaldesa de Bogotá, Claudia López; el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas; el alcalde de Manizales, Carlos Marín, y el gobernador de Magdalena, Carlos Caicedo, se sumaron a la férrea defensa que llevan haciendo, ambientalistas, santandereanos y nortesantandereanos durante casi una década por los páramos del país. Los mandatarios pusieron sobre la mesa una propuesta para proteger las fábricas de agua dulce más importantes de Colombia: los 36 páramos y la Sierra Nevada de Santa Marta. Pedirán ante la UNESCO que se declaren todos los páramos del país como patrimonio natural nacional y de la humanidad, y como reserva de la biósfera, e invitaron a más dirigentes a sumarse a la iniciativa.

Según indican, esta sería la manera de frenar la explotación minera en estos importantes ecosistemas del país, que abastecen de agua al 70% de la población colombiana. Sobre todo, ahora que el Gobierno nacional ha dado muestras de querer impulsar la megaminería de oro como una “salida” a la crisis económica por el coronavirus.

“El 2% del territorio de Colombia son páramos, de donde proviene este recurso fundamental que es el agua. Está el 98% del resto del territorio de Colombia para otro tipo de actividades”, aseguró Claudia López en un encuentro virtual con el alcalde de Bucaramanga el martes en la noche. “Lo que estamos pidiendo es que haya un tratamiento de sentido común para ese 2% del territorio, que representa la mitad de los páramos que tiene el planeta. La declaratoria nos obliga a reconocerlo como un patrimonio que se tiene que proteger. Protegerlos debería ser una obviedad y mandato”, insistió.

Por medio de redes sociales los funcionarios también promovieron la propuesta con la que buscan cerrarle las puertas a la explotación minera en zonas cercanas a estas fuentes de agua.

“Invito a alcaldes y gobernadores de Colombia a solicitar juntos a la Unesco a declarar la Sierra Nevada y los 36 páramos del país Patrimonio natural de la humanidad y reserva de la biósfera”, dijo el gobernador de Magdalena, Carlos Caicedo. “Son pocos los países en el mundo que poseen estos ecosistemas”, insistió.

“Unámonos como país y declaremos los páramos patrimonio nacional y de la humanidad”, aseguró Cárdenas, que llegó a la dirección de la capital santandereana con la firme propuesta de defender Santurbán. “El cambio climático es una realidad mundial y debemos proteger nuestros territorios, el medioambiente, el agua y la vida. No permitiremos que exploten el Páramo de Santurbán y contaminen el agua”.

A la conversación se sumó el alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín, quien aseguró que salvar estos ecosistemas es garantizarles agua y vida a los ciudadanos. “Debemos declararlos patrimonio nacional”, aseguró.

Aunque aún no se ha presentado la solicitud formal a la UNESCO, la iniciativa ya es bien recibida por diversos sectores, tanto académicos, como ambientalistas y políticos. Sobre todo, en un momento en el que el debate por la protección de los páramos vuelve a tomar fuerza.

En 2011, durante el gobierno de Juan Manuel Santos -quien tenía un gran interés por impulsar la “locomotora minera”- se anunció que se iban a delimitar los páramos. Santurbán fue el primero. Pero las fallas y los vacíos en su delimitación llevaron a que la Corte Constitucional, con la sentencia T-361, solicitara una nueva delimitación que hasta ahora está embolatada.

Lo que preocupa a los defensores de los páramos es que la delimitación no se haga para proteger el ecosistema, sino para permitir la minería en zonas aledañas. Argumentan que hacen falta estudios técnicos y científicos que permitan una correcta delimitación de estos ecosistemas. Actualmente, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) estudia si le entrega a la multinacional Minesa la licencia ambiental para llevar a cabo el proyecto megaminero en las inmediaciones al páramo.

“Santurbán es un referente nacional, y todo lo que se aplique aquí se replicará en los demás 36 páramos del país”, asegura Edwin Rodríguez-Salah, defensor del páramo y accionante de la tutela que dio origen a la Sentencia T-361.

“La invitación es a hacer un gran pacto nacional para la protección de los páramos en Colombia. Porque aquí no se trata solo de Santurbán. Lo que pase en Santurbán va a pasar en los demás páramos del país, y por eso es fundamental que el diálogo trascienda. El gobierno ya le está poniendo el acelerador a estos proyectos porque hay un acuerdo entre los alcaldes que replantean el debate de la minería en páramos, incluso, un acuerdo histórico con la alcaldesa de una zona del páramo de Santurbán que tradicionalmente ha sido minera, California, Santander, que hoy también se opone al proyecto de Minesa”, señala Carlos Sotomonte, vocero de temas ambientales de la Alcaldía de Bucaramanga.

Comparte:
X