3 May 2021 - 2:21 p. m.

Con el derretimiento de glaciares también desaparecen los ríos repentinamente

El fenómeno, conocido como piratería fluvial, se ha reportado en Canadá, Estados Unidos e Islandia. Científicos predicen que será más frecuente como consecuencia del cambio climático.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

En la medida que los glaciares del mundo se empiezan a retraer, como consecuencia del cambio climático, los ecosistemas enfrentan un nuevo problema: la desaparición repentina de ríos. Así lo señala un reciente estudio realizado por varias universidades de Estados Unidos y publicado en la revista Geomorpholgy.

Uno de los primeros casos que se registró de este fenómeno se dio en el 2016, en el territorio del Yucón. Se trató del río Ä'äy Chù, el cual recolectaba aguas del glaciar Kaskawulsh y las llevaba hasta la laguna Kluane. Pero en el 2016, con el incremento del derretimiento del glaciar, todo este recorrido se desconectó. (Le puede interesar: El lago Kluane, de Canadá, podría desaparecer por cuenta del cambio climático)

De hecho, a estas súbitas desapariciones de ríos, también se les ha bautizado como “piraterías fluviales”, y cada vez son más frecuentes. “En general, los glaciares de todo el mundo están retrocediendo”, explicó Dan Shugar, geocientífico de la Universidad de Calgary y uno de los investigadores que documentó lo que paso en Canadá, al periódico The Guardian. “Ese retroceso que estamos viendo ahora, lo sabemos inequívocamente, se debe al cambio climático”.

Pero el del Kaskawulsh no es el único caso que se ha explorado. A inicios de este año la investigación publicada en Geomorphology describió una situación similar que se estaba dando en Alaska. Uno de los glaciares de la Reserva Nacional Glacier Bay, en Estados Unidos, podría estar alterando la vida de varios ríos. Se trata del glaciar Gran Plateau, en el sur de Alaska, que sirve como insumo para el río Alsek. (Lea también: Incendios en la Amazonía aceleran derretimiento de glaciares)

“La vía fluvial se origina en la cordillera de St Elias en Canadá y fluye hacia el sur hacia Alaska, ingresando al Océano Pacífico en un canal que atraviesa Dry Bay, un área conocida por la pesca y el rafting”, explica The Guardian.

Sin embargo, lo que predice este último estudio, es que durante las próximas tres décadas el río Alsek cambiará de canal por una salida más empinada a 28 kilómetros al sureste, como consecuencia de que el glaciar Plateau tiene una tasa de perdida de 10 metros cada año.

Además del impacto biológico que puede tener, a los científicos les preocupa lo que pasará con las comunidades cuya economía se basa en este río, como los pescadores locales y quienes tienen negocios de turismo recreativo.

Lo bueno, señalan, es que debido a que el problema se ha identificado unos 30 años antes de que las consecuencias más graven se den, se podría pensar en nuevos planes que no afecten tanto a las comunidades.

Las tribus de las zona, así como científicos y el gobierno local, están trabajando en varios estrategias, como identificar nuevas zonas de desove del salmón y construir nuevos muelles para botes.

Aunque esto dos casos son los que quizá más se han estudiado y sido descritos, podrían no ser los únicos. En Islandia, el rápido derretimiento glaciares también está cambiando el curso de los ríos. El caso más llamativo en el país insular tuvo lugar en 2009, cuando un glaciar que alimentaba el río Skeiðará se retiró, dejando el puente más largo de Islandia, de 900 metros de largo, sobre tierra firme. (Le sugerimos: Ni los glaciares del Everest están a salvo del cambio climático )

Comparte: