18 Jun 2012 - 4:03 p. m.

Empresas del mundo dicen que discutir acceso al agua potable es prioridad

Los líderes de las más grandes corporaciones presentarán su propuesta para Río+20 el próximo jueves.

El Espectador

Compañías como PepsiCo, Coca-Cola y Nestlé, Bayer y Heineken, se pusieron de acuerdo, en un documento que será presentado el jueves 21 de junio, en que el acceso al agua potable y al saneamiento tienen que ser prioritarios en los temas que se abordarán en la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible de la ONU, que se celebrará en Río de Janeiro, Brasil, entre el miércoles y viernes próximos.

Un total de 45 jefes empresariales, de las mayores corporaciones del mundo, se reunieron este fin de semana para plantear su posición en las conversaciones de Río+20, como es conocida esta cumbre. La vocería del grupo fue asumida por Igal Aisenberg, jefe ejecutivo de una compañía israelí de micro irrigación, quien hizo un llamado a los gobiernos, al sector privado que él representa, y a la sociedad civil, para tomar acciones “reales y concretas” sobre cómo atacar “la crisis global de acceso a la calidad y sanidad del agua”.

El encuentro de estos tres días protagonizado por los representantes del mundo empresarial despierta optimismo, teniendo en cuenta que el sector privado será uno de los actores clave para asumir verdaderos compromisos que lleven a un “desarrollo sostenible” y a pensar en la trasformación del mundo a la llamada “economía verde”.

Desde hoy se sabe que los líderes empresariales del mundo defenderán la bandera de trabajar por lo que ellos llamaron “uno de los grandes desafíos del mundo, el agua”. “Problemas relacionados con la disponibilidad de agua, su calidad y saneamiento están socavando el desarrollo en muchas regiones del mundo, lo que representa un enorme costo humano y mina la vida de ecosistemas”, aseguraron.

Según cálculos de la ONU cada día alrededor de 5.000 niños mueren por enfermedades evitables, causadas por el agua y el saneamiento. Se estima que para 2050, al menos una de cada cuatro personas vivirá en un país afectado por escasez crónica y reiterada de agua dulce. Aunque desde 1990 alrededor de 1.700 millones de personas han conseguido el acceso al agua potable libre de impurezas, todavía 884 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a este recurso.

Temas relacionados

EcologíaRío+20
Comparte:
X