14 Aug 2013 - 1:12 p. m.

Investigan intoxicación de cóndores en Chile

Autoridades de Santiago hallaron dos cóndores muertos y otros dieciséis ejemplares con síntomas de envenenamiento.

El Espectador

Esta semana los habitantes de la ciudad de Los Andes, al norte de Santiago de Chile, vieron como una gran cantidad de cóndores volaban desorientas y chocaban con rocas y cables del tendido eléctrico en cercanías a la planta hidroeléctrica Los Quilos.

Las autoridades alarmadas por los vecinos verificaron la zona y hallaron un cóndor muerto y otros dieciséis ejemplares con síntomas de intoxicación. Según reportes de los agentes de Carabineros, quienes rescataron a las aves, una de ellas murió presumiblemente tras chocar con el tendido eléctrico de la planta hidroeléctrica.

Tras la alerta, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) se dio a la tarea de búsqueda y encontró otro cóndor muerto, así como un par de zorros y una res. El director regional de este organismo, Pablo Vergara, dijo que los 16 ejemplares rescatados con vida evolucionan positivamente en el Zoológico Metropolitano, en Santiago, de donde se espera sean liberadas en cuento mejoren.

Todavía se desconocen los resultados de los análisis, pero son varias las hipótesis que se manejan: aunque se presume "que se trata de contaminación por algún órgano clorado", tampoco se descarta la posibilidad de que la intoxicación haya sido provocada intencionalmente, por lo que se ha puesto en contacto con la Policía de Investigaciones para que realice las pesquisas necesarias.

Según el SAG, “entre 40 y 50 son los ejemplares de cóndores que habitan en la zona, por lo que el incidente involucra a cerca del 40% de la población”.

Dada la importancia de este este animal, el incidente ya se convirtió en un asunto nacional por lo que el ministro de Agricultura, Luis Mayol, ha presentado una querella junto con el SAG "con la que se buscará llegar al o los responsables de la muerte de las aves”.

"Estamos preocupados y determinando todas las posibles causas que desencadenaron este lamentable hecho, para que no se siga produciendo y para determinar si se actuó de forma intencional o por descuido", agregó Mayol.

Para el ministro, es probable que el vacuno encontrado fuera envenenado por gente del sector o que se le haya añadido algún producto tóxico -después de muerto para eliminar a los perros silvestres- y las aves comieron probablemente del animal envenenado. Ante esto, aunque no comprobado, Mayol explicó que “la costumbre de colocar químicos a un animal muerto para eliminar depredadores es ilegal y que, para llegar al fondo de este hecho (…) seguiremos investigando".

El cóndor, que puede volar a más de 7.000 metros de altura y planear durante horas sin mover las alas, es una de las aves no marinas más grandes del mundo y puede llegar a medir casi un metro y medio de altura, mientras que de punta a punta del ala alcanzan los tres metros de longitud.
 

Temas relacionados

Chile
Comparte:
X