28 Feb 2020 - 4:50 p. m.

Medio millón de especies de insectos se extinguirán, advierten científicos

Un grupo de biólogos preocupados por la disminución en la población de insectos en el mundo publicó un manifiesto en defensa de los insectos del mundo. Advierten que sin sus servicios ecológicos, perecerán los ecosistemas.

- Redacción Vivir

Una vez más los científicos alertan a la humanidad sobre los impactos de la emergencia climática. Esta vez, con un nuevo estudio denominado “Advertencia de los científicos a la humanidad sobre la extinción de los insectos”, emitido por la Alianza de Científicos del Mundo. Como grupo de biólogos conservacionistas profundamente preocupados por la disminución de las poblaciones de insectos, aquí revisamos lo que sabemos sobre los impulsores de las extinciones de insectos, sus consecuencias y cómo las extinciones pueden afectar negativamente a la humanidad.

Estamos causando extinciones de insectos al impulsar la pérdida, degradación y fragmentación del hábitat, el uso de sustancias contaminantes y nocivas, la propagación de especies invasoras, el cambio climático global, la sobreexplotación directa y la coextinción de especies dependientes de otras especies.

"Con las extinciones de insectos, perdemos mucho más que especies. Perdemos abundancia y biomasa de insectos, diversidad en el espacio y el tiempo con la consiguiente homogeneización, grandes partes del árbol de la vida, funciones y rasgos ecológicos únicos, y partes fundamentales de extensas redes de interacciones bióticas. Dichas pérdidas conducen a la disminución de los servicios clave del ecosistema de los que depende la humanidad. Desde la polinización y la descomposición, hasta ser recursos para nuevos medicamentos, indicación de la calidad del hábitat y muchos otros, los insectos proporcionan servicios esenciales e irremplazables. Hacemos un llamado a la acción urgente para cerrar las brechas de conocimiento clave y frenar la extinción de insectos", escriben los científicos. 

Las estimaciones actuales sugieren que los insectos pueden ser de 5,5 millones de especies. La cantidad de especies de insectos amenazadas y extintas se subestima lamentablemente debido a que muchas especies son raras o no descritas. Por ejemplo, la Lista Roja de la UICN, en su versión de 2009, solo incluye aproximadamente 8400 especies de un millón, lo que representa un posible 0.2% de todas las especies existentes. Sin embargo, es probable que las extinciones de insectos desde la era industrial estén alrededor del 5 al 10%, es decir, de 250,000 a 500,000 especies, según estimaciones del 7% de extinciones para los caracoles terrestres. En total, al menos un millón de especies se enfrentan a la extinción en las próximas décadas, la mitad de ellas son insectos. 

A nivel mundial, el 50% de las especies endémicas de plantas y vertebrados están restringidos a unos 36 puntos críticos de biodiversidad que cubren solo el 2.5% de la superficie de la Tierra y posiblemente estos puntos críticos alberguen porcentajes similares de especies de insectos endémicos. Los modelos recientes sugieren que la presión agroeconómica por la tierra reducirá la vegetación intacta natural actualmente muy restringida en un 50% más para 2050 en un tercio de los puntos críticos del mundo.

Los procesos asociados con la deforestación, la expansión agrícola y la urbanización son los impulsores inmediatos de la pérdida de hábitats naturales o seminaturales y sus conjuntos de insectos en todo el mundo. La minería es particularmente relevante para las especies subterráneas, que a menudo están restringidas espacialmente. Los hábitats de agua dulce también sufren la regulación del flujo del río y la represa. El aumento de la sedimentación en ríos y arroyos debido a la escorrentía agrícola, así como la regulación del flujo, degradan los hábitats de las larvas de insectos típicos que habitan en los arroyos. También hay una pérdida significativa de ecosistemas de estanques en gran parte debido al drenaje de tierras agrícolas y al desarrollo urbano. 

La polución lumínica y de aire también son una amenaza para los insectos. Muchos fertilizantes (incluidos los fertilizantes orgánicos y minerales) ampliamente utilizados en la agricultura, pueden afectar indirectamente a las poblaciones de insectos, a través de los impactos en la composición o calidad de los recursos vegetales, en las propiedades estructurales del hábitat o causando la acidificación del suelo, y a través de la eutrofización. Los efectos de los altos niveles de uso de fertilizantes pueden ser positivos para algunos insectos herbívoros en los agroecosistemas, pero tienen efectos negativos en la mayoría de los insectos. Además, el uso de sustancias antihelmínticas (por ejemplo, Ivermectina) en los sistemas ganaderos tiene un impacto negativo en la abundancia y riqueza de los insectos asociados con la descomposición del estiércol.

La contaminación industrial (incluida la contaminación del aire, los productos químicos de las fábricas u operaciones mineras, y los metales pesados) también provoca una disminución de la población de insectos. Al igual que los pesticidas, los efectos negativos letales en los individuos y la biomagnificación a lo largo de las cadenas alimentarias, agregan más amenazas a las poblaciones de insectos. Varias especies de insectos económicamente importantes (como los polinizadores o enemigos naturales de las plagas) pueden verse amenazadas por la exposición crónica a contaminantes (por ejemplo, metales pesados), pero los efectos en toda la comunidad a menudo no se comprenden bien. Los invertebrados de agua dulce (incluidos varios taxones de insectos) se ven desproporcionadamente afectados por la contaminación, con más del 41% de las especies en la Lista Roja de la UICN amenazadas por la contaminación del agua. 

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete