América perdió con error infantil