Argentina estrenó técnico con victoria

La selección dirigida por el técnico Sergio Batista superó por la mínima diferencia a Irlanda.

La Argentina "post-Maradona" se impuso sin brillo a Irlanda, en Dublín, con un solitario gol del madridista Ángel Di María en el primer tiempo del que ha sido el primer partido como seleccionador albiceleste de Sergio Batista.

Argentina, que dominó toda la primera parte, se adelantó por medio del jugador del Real Madrid, que aprovechó un pase de cabeza de Gonzalo Higuaín para abrir el marcador, en el minuto 19.

La afición y los jugadores locales protestaron la consecución de este gol ya que reclamaron fuera de juego de Higuaín al cabecear el balón procedente del meta Sergio Romero.

Irlanda, que tuvo a Robbie Keane, que este miércoles celebró su partido número 100 como internacional, como jugador más adelantado, naufragó una y otra vez en la salida del balón e intentó imponer su físico frente al toque argentino.

Messi, muy activo durante los 58 minutos que disputó, tuvo el 0-2 en sus botas al filo del descanso pero su disparo se estrelló en Richard Dunne y Nicolás Burdisso, en el rechace, lanzó el balón a saque de banda.

A la vuelta de vestuarios Argentina se hizo, si cabe, más dueña del balón y buscó los desmarques del recién ingresado Diego Milito, que sustituyó a Gonzalo Higuaín, buscando sentenciar el encuentro.

Sin embargo, la falta de claridad en los últimos metros, unida a las peligrosas contras irlandesas, mantuvieron el partido abierto hasta el final.

El técnico debutante Sergio Batista, viendo el peligro irlandés, dio entrada a Jonás Gutiérrez en sustitución del goleador Di María para tener un mayor control del centro del campo.

Este cambio hizo dar un paso atrás al combinado albiceleste, que esperó atrás para aprovechar la velocidad de Diego Milito, solo en la punta del ataque, en las posibles contras.

Hasta el final, tímidos acercamientos de Argentina a la meta de Shy Given, que sólo tuvo que despejar un disparo cruzado de Messi y un tiro lejano de Milito en todo el segundo tiempo.

Con el pitido final se ratificó la primera victoria de Argentina con Batista como técnico aunque, según lo demostrado este miércoles, la albiceleste demostró estar aún lejos de su mejor versión.