Refuerzan seguridad en frontera entre EE.UU. y México con 1.500 uniformados

La medida fue anunciada por el presidente estadounidense Barack Obama para contrarrestar la violencia en esa zona.

El presidente estadounidense, Barack Obama, promulgó este viernes la ley para reforzar la frontera sur con 1.500 nuevos agentes y más aviones sin piloto, ante la rampante violencia en México.

Obama firmó la ley, aprobada esta semana por el Congreso estadounidense, que otorga 600 millones de dólares adicionales para combatir el tráfico de drogas y armas y la inmigración ilegal en la frontera con México, informó un portavoz de la Casa Blanca.

Esta medida se une al despliegue de 1.200 soldados de la Guardia Nacional, iniciado el 1 de agosto, que resguardarán la frontera mientras se entrenan los nuevos agentes, que engrosarán las filas de la Patrulla fronteriza, ya con 20.000 efectivos, y otras agencias encargadas de la seguridad en la zona.

"La seguridad de la frontera sur es mi mayor prioridad desde que llegué al poder", afirmó el jueves Obama, luego de que el Congreso aprobara la ley, en medio de pedidos de las autoridades de los Estados de la frontera de mayor seguridad por el temor del desborde de la violencia en México.

Esta ley "reforzará nuestra cooperación con México para combatir las organizaciones criminales que operan a ambos lados de nuestra frontera común", dijo el mandatario, cuyo gobierno incrementó la colaboración con el vecino país, donde la violencia del narcotráfico ha dejado más de 28.000 muertos en tres años y medio.

El mandatario prometió seguir reforzando la frontera al tiempo que impulsa una reforma del "quebrado sistema migratorio".

La reforma migratoria en Estados Unidos, donde viven unos 11 millones de indocumentados, la mayor parte de ellos hispanos, fue una de las promesas electorales de Obama, pero la iniciativa se ha quedado estancada en el Congreso, escenario de fracasados intentos similares en 2006 y 2007.