“Comedores comunitarios compran whiskey y lo hacen pasar por comida”

En el Concejo de Bogotá denunciaron facturación irregular y deficiencias de salubridad en esos lugares.

Luego de conocer un informe realizado por funcionarios de la Personería de Bogotá acerca de los comedores comunitarios, el concejal Javier Palacio Mejía formuló una serie de denuncias con respecto al manejo de los mismos.

Dijo que la facturación irregular no es el único problema que se detectó, sino que además el 70% de los comedores que existen en la actualidad no cuentan con concepto favorable de Salud Pública.

"No existen parámetros claros sobre las áreas y condiciones mínimas de los espacios donde se desarrollan. Así se encontró que zonas como la cocina, el restaurante y la zona de residuos sólidos se encuentran en el mismo espacio", explicó.

El Cabildante agregó que para el presupuesto que manejan los comedores, "la atención, los espacios y los menús son mínimos y en algunos casos deficientes".

Para Palacio Mejía, lo más preocupante es que "no existe un estricto control por parte de la Secretaría de Integración y de los interventores, razón por la cual, los operadores de los comedores presentan facturas irregulares. He recibido denuncias hasta de compras dentro de los mercados para la preparación de alimentos que nada tienen que ver con el objeto misional que prestan, como cajas de whiskey".

Palacio radicó una proposición de control político donde se encargará de ahondar en estas denuncias con las debidas pruebas que remitirá a los organismos competentes para que inicien las sanciones del caso.

Finalmente, el Concejal indicó que la Personería Distrital no ha tomado cartas en el asunto pese a las múltiples denuncias que se han hecho al respecto.