Personería de Bogotá denuncia hacinamiento en las URI

La situación más grave se registra en Ciudad Bolívar y Kennedy.

Luego de haber realizado un trabajo de campo por las Unidades de Reacción Inmediata (URI) de la ciudad, la Personería Distrital denunció hacinamientos en los centros de detención.

"El hacinamiento e insalubridad tienen a un centenar de personas capturadas en las URI de la Fiscalía General de la Nación de la ciudad en condiciones infrahumanas que vulneran su dignidad, empezando por el desconocimiento de los estándares internacionales de espacio mínimo de 2,59 metros cuadrados por cada retenido", señala el informe.

De acuerdo a la información suministrada por el ente de control, la situación más crítica se presenta en la localidad de Ciudad Bolívar en donde se registra 0,8 metros cuadrados por detenido; le sigue Kennedy con 28 personas en dos celdas de aproximadamente cuatro por cuatro metros y Usaquén que tenía 1,8 metros cuadrados por persona. En las URI de Paloquemao y Engativá hay un detenido por cada 5 metros cuadrados.

La Personería halló que en las URI los internos descansan o duermen en un mesón de cemento o en el piso. "En el caso de Ciudad Bolívar, se cuenta sólo con una ducha que no se puede usar por la inexistencia de condiciones mínimas de salubridad y privacidad".

Regularmente las salas de las URI albergan en un día a cien personas. No obstante, debe anotarse que este promedio se eleva sustancialmente en fechas como los fines de semana, fechas de pago (quincena y fin de mes) y en horas nocturnas cuando la cantidad aumenta ostensiblemente, incluso hasta duplicarse.

La Personería evidenció que 75 por ciento de los privados de la libertad corresponden a personas de entre 18 y 30 años de edad, 80 por ciento son hombres y el delito más registrado es el hurto con 52,87 por ciento de los casos, seguido por porte y tráfico de estupefacientes (19,5%) y violencia intrafamiliar (8,08%).

El motivo de captura que más se presentó fue la flagrancia, que originó 98,8 por ciento de las detenciones

Informe

En Kennedy el estado de las salas es lamentable debido que hay dos baños en pésimas condiciones, no existen duchas y no se cuenta con los mínimos elementos de aseo. Tampoco teléfonos públicos, extintores, ni se les suministra comida.

Las condiciones sanitarias en Engativá tampoco son las mejores (lo mismo que en Usaquén al momento de la visita), pues sólo se cuenta con un baño mixto. Todas las URI carecen de patios, de casilleros para objetos personales y sus botiquines no contienen los elementos suficientes para atención de primeros auxilios. Los extintores se encuentran en regular estado y no están ubicados en lugares apropiados para su utilización en caso de emergencia, hecho al que se añade que no existe señalización ni un Plan de Evacuación en caso de catástrofe.

La única URI que tiene condiciones aceptables es la de Paloquemao. Entre tanto, en Engativá (La Granja) se realizó algún arreglo en el sistema de iluminación de las celdas, en los baños se señalizó y se colocó un estante para las pertenencias de los internos luego de las reiteradas solicitudes de la Personería Distrital.

Temas relacionados