De 'Vuelta' por España

En la partida estarán presentes los colombianos Mauricio Ardila y Rigoberto Urán.

Una contrarreloj nocturna por equipos, que atravesará el centro de Sevilla, abrirá la Vuelta a España en su edición 75, una versión montañosa, de pronóstico incierto ante la ausencia de Alberto Contador y que distinguirá con un maillot rojo al líder, una de las novedades de este año. En la partida estarán presentes dos colombianos: Mauricio Ardila, en la escuadra Rabobank, y Rigoberto Urán, en Caisse d’Epargne.

Entre los favoritos figuran dos de los tres primeros clasificados este año en el Tour de Francia y en el Giro de Italia. Son Andy Schleck y Denis Menchov en el caso de la carrera francesa, y David Arroyo y Vicenzo Nibali en el de la italiana.

El pequeño de los Schleck, la gran figura del ciclismo actual junto a Contador, llega a la Vuelta con la intención de ayudar a su hermano Frank a sacarse la espina de su caída en el Tour y luchar por la victoria. Dependiendo de cómo se vaya desarrollando la prueba, incluso él mismo podría pelear por el triunfo final. También parece que Arroyo y Nibali llegan en las mejores condiciones para estar en cabeza de una prueba en la que manda la montaña, una vez recuperados de los esfuerzos del Giro y con sólidos equipos a su disposición: Caisse d’Epargne y Liquigás.

En esta edición, que tendrá seis etapas de montaña con final en alto y una contrarreloj individual de 46 kilómetros en el menú, los escaladores tendrán la palabra y ahí es donde puede aparecer Igor Antón, líder del Euskaltel, equipo en el que también se espera mucho de Beñat Intxausti. Salen además nombres como Vincenzo Nibali, una de las esperanzas del ciclismo italiano, que ya subió al podio en el Giro como tercero, escoltando a Arroyo y a su líder Ivan Basso.

 

últimas noticias

Rafael Gutiérrez, digno heredero del downhill