En vivo: La justicia transicional a dos años del Acuerdo con las Farc

hace 1 hora

Hong Kong exige que Filipinas ofrezca disculpas por error en rescate de rehenes

Miles de manifestantes rindieron homenaje a las ocho víctimas del secuestro de un autobús turístico en Manila.

Alrededor de 26.000 personas participaron en una manifestación en Hong Kong para rendir homenaje a las ocho víctimas locales del secuestro de un autobús turístico en Manila y exigir al Gobierno filipino que investigue el caso y ofrezca disculpas públicas por la mala gestión policial del suceso.

Según relató la agencia oficial Xinhua, la protesta, organizada por varias organizaciones políticas de la ex colonia británica, tuvo en cabeza de la marcha al presidente del legislativo hongkonés, Jasper Tsang.

La mayoría de los manifestantes vestían ropas negras o blancas, colores que simbolizan el luto en Occidente y Oriente, respectivamente, y guardaron tres minutos de silencio en homenaje a las víctimas.

Tsang destacó que él y otros legisladores están presionando al Gobierno de Hong Kong para que éste exija a Manila una profunda investigación del suceso, que causó profunda consternación y una fuerte ola de resentimiento de los hongkoneses hacia el cercano archipiélago filipino, del que proceden muchos emigrantes que trabajan en la ex colonia.

En la investigación, destacó Tsang, el Gobierno de Hong Kong debe estar directamente involucrado.

El 23 de agosto, ocho turistas de Hong Kong fallecieron y siete resultaron heridos en el secuestro de un autobús en la capital filipina, tras el intento fallido de la Policía para que el captor, un ex policía llamado Rolando Mendoza, liberara a los rehenes.

El ex policía, que murió por los disparos de los agentes, pretendía con su secuestro ser readmitido en el cuerpo, del que había sido expulsado un año antes de la jubilación por estar involucrado en delitos de narcotráfico y extorsión.

Gobierno y ciudadanos de Hong Kong, y por extensión del resto de China, han criticado duramente la capacidad de la Policía de Filipinas para lidiar con un secuestro, y hay quien incluso acusa a los equipos de rescate de haber causado heridos o muertos en la operación.

Otros detalles han indignado a la opinión pública de Hong Kong, como el hecho de que durante las horas que duró el secuestro muchos vecinos de Manila acudieron al céntrico lugar del suceso para hacerse fotos con amigos y familiares, o el hecho de que en el funeral de Mendoza el féretro se cubriera con la bandera nacional filipina.

Temas relacionados