EE.UU anuncia apoyo para la Policía por violencia en Medellín

El Director antinarcóticos de la Embajada Norteamericana expresó su preocupación por los casos de delincuencia urbana en las principales ciudades.

"Vamos a apoyarlos con equipo, recursos, fortalecimiento de la seguridad en las unidades", dijo el director antinarcóticos de la Embajada Norteamericana, Dann Foott, al precisar que su Gobierno está preocupado por el crecimiento de la delincuencia en las principales ciudades de Colombia.

El funcionario manifestó que el desplazamiento de los fenómenos de violencia a las ciudades es resultado del fortalecimiento de las bandas criminales vinculadas al narcotráfico.

Señaló además que el Gobierno de Estados Unidos brindará más apoyo a la Policía colombiana en los sitios en los que hay presencia de las bandas criminales, principalmente en Medellín y Cali.

"Este fenómeno generalmente se presenta por la guerra entre grandes carteles, pero se dispersó el negocio ilegal entre pequeños grupos que se enfrentan constantemente y aumentan la violencia en las zonas urbanas", puntualizó.

Finalmente, dijo que la cooperación con las autoridades colombianas seguirá adelante, como parte del compromiso que existe para combatir al narcotráfico y terrorismo.

"El gobierno de Estados Unidos no dará tregua en temas como erradicación y fumigación de cultivos ilegales para derrotar a las bandas criminales que al encontrar formas de abastecimiento buscan incrementar su poderío hacia el exterior".

Guerra de pandillas en Medellín

La guerra entre pandillas que se disputan el territorio y operan bajo el mando de narcotraficantes y paramilitares se ha desbordado en la ciudad colombiana de Medellín, donde desde enero se contabilizan más de 1.250 homicidios, lo que ha puesto en alerta a todo el país.

Si bien la violencia se venía registrando meses atrás, en las últimas semanas se ha agudizado en las comunas, los barrios más deprimidos ubicados en las laderas que rodean el centro de Medellín, en el noroeste de Colombia.

A 31 de julio, 2.266 personas habían abandonado sus hogares acosados por la violencia, mientras que los asesinatos ascendían a 1.250, sin contar los registrados en agosto, según el personero de Medellín, Jairo Herrán, cuya misión es velar por los derechos humanos en esta ciudad.

La principal preocupación de las autoridades es que la delincuencia le ha tomado el pulso al Sistema Contravencional y Penal, así como a la capacidad de reacción de la Fuerza Pública. Por su parte, el alcalde de la de Medellín, Alonso Salazar, denunció que las pandillas juveniles que cometen delitos en barrios populosos están usando "escudos humanos" para protegerse cuando llegan las autoridades.

Según informaron fuentes de la Policía en lo corrido de este año han sido capturados 18 mil delincuentes por porte ilegal de armas, el 90 por ciento de los cuales se encuentra actualmente en libertad.

En Medellín los enfrentamientos en las comunas, ubicadas en las colinas que bordean la ciudad, se producen casi a diario. El pasado fin de semana, varios integrantes de la pandilla "Reversadero del Dos" atacaron a los de "La Torre" en venganza por el asesinato de un miembro de ese grupo.

El Gobierno envió a 320 efectivos de la Policía y el Ejército para imponer el orden, pero tuvieron dificultades para actuar porque los pandilleros se escudaron entre los pobladores del lugar, según Salazar.

Los datos más recientes de la Personería Municipal (representación local del Ministerio Público) señalan que la guerra entre bandas criminales causó en el primer trimestre de este año 503 muertes, un 54,8 por ciento más que en el mismo periodo de 2009.

Asimismo, entre enero y junio la violencia obligó a 2.336 personas a desplazarse, una cifra tres veces mayor a la del primer semestre del año anterior (771).