En Bogotá unos 2.600 subsidios de vivienda están represados desde 2007

Según la Personería Distrital, las ayudas se incorporaron al Plan de Desarrollo de la administración del ex alcalde Luis Eduardo Garzón.

La Personería de Bogotá denunció que desde la administración del ex alcalde Luis Eduardo Garzón están represados 2.600 subsidios de vivienda.

La asignación global que hizo Metrovivienda fue de 9.830 subsidios, de los cuales 9.599 corresponden a la administración anterior por $66.140 millones. De ellos, al finalizar el periodo de Garzón, sólo se entregó el 53%, equivalente a 5.151. Adicionalmente, de esos 9.830 subsidios del periodo 2005-2009 se habían desembolsado al iniciar el año 6.298, equivalentes al 64%, y aceptado 876 renuncias, que constituyen el 9% de lo asignado.

Las cifras fueron reveladas por una veeduría que practicó la Personería a través de su Delegada para el Hábitat y los Servicios Públicos. No obstante, para la actual administración, que pretende entregar 26.400 subsidios, sólo ha asignado 10.847, pero lo que más preocupa es que los desembolsos efectivos corresponden a 2.164, lo cual indica que del total de subsidios programados para entregar en 4 años por parte de la Secretaría del Hábitat, solamente se ha cumplido con un 8%, previendo desde ya un avance relativamente bajo.

Según la Personería, la problemática es de fondo y de carácter estructural. "La política estatal de vivienda para los estratos bajos de la población, resulta improcedente e inequitativa, por cuanto el requisito de capacidad financiera que se exige a las familias que se postulan a un subsidio, resulta difícil de cumplir. Esto genera falsas expectativas, pues los subsidios no se materializan ni contribuyen a la solución del problema de vivienda; por el contrario, se incrementa la problemática".

De acuerdo a información suministrada por la Personería, existe una deficiente gestión por parte de la Caja de Vivienda Popular, "la cual se ha traducido en insatisfacción y sentimientos de burla hacia las necesidades de los beneficiarios, muchos de los cuales fueron notificados hace 4 años de la asignación del subsidio para mejoramiento o construcción en sitio propio y aún no se han ejecutado las obras".

El ente de control agregó que "otra situación que se está presentando es que la Caja de Vivienda Popular, ante el inminente vencimiento de términos para reclamar el subsidio, algunas veces por la incorrecta asignación y otras por la deficiente gestión de la entidad, invita al beneficiario a que renuncie al mismo, cosa que también hace con quienes esperan subsidios de viviendas cuya construcción aún no ha comenzado".

Con respecto a los atrasos de la actual administración, según la Personería, "se detecta una baja ejecución de las actividades consignadas en el Plan de Desarrollo con una tendencia difícil de corregir por la imposibilidad de alcanzar las metas ya que ha transcurrido más de la mitad del periodo y el proyecto más avanzado, relacionado con la veeduría, registra apenas un 27% de ejecución; otros ni siquiera han despegado y, por ende, su avance es de 0%".