En EE.UU. bloquean debate para revocar ley contra soldados homosexuales

También estaba previsto discutir gastos de defensa para 2011 y la situación de estudiantes indocumentados.

La oposición republicana bloqueó este martes el debate de una medida de gastos de defensa para 2011, que incluye la revocación de una ley contra la participación de soldados abiertamente homosexuales en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Con 56 votos a favor y 43 en contra, los demócratas, al final, no lograron los 60 votos necesarios para impedir que los republicanos bloquearan el debate de la medida, que además incluye una enmienda para la legalización de los estudiantes indocumentados.

La ley de gastos de defensa, de unos 725.700 millones de dólares incluye la revocación de la medida que, desde 1993, prohíbe que los soldados abiertamente homosexuales puedan prestar servicio militar. Debido a las complicadas reglas parlamentarias, el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, votó en contra para así darse margen de maniobra e intentar el voto en otra ocasión.

La votación de este martes supone un revés para grupos defensores de los homosexuales que abogan por la revocación de una ley en vigor desde hace 17 años y que ha suscitado, según sus detractores, el despido de alrededor de 14.000 soldados homosexuales.

Pero el asunto se vuelve cada vez más difícil, tomando en cuenta la oposición de los republicanos y la posibilidad de que los demócratas pierdan el control del Congreso en los comicios del próximo 2 de noviembre. Previo al voto, los senadores Dick Durbin, demócrata por Illinois, y Joe Lieberman, independiente por Connecticut, afirmaron en una rueda de prensa en el Capitolio que continuarán la lucha por anular la ley de 1993, conocida en inglés como “Don't ask, don't tell” ("no preguntes y yo no te digo").

Durbin reconoció que, tras el fracaso de este martes, la ventana de oportunidad es corta para intentar otro voto, ya que los demócratas quieren regresar a sus distritos para hacer campaña electoral. “Tenemos el tiempo muy limitado. De hecho, sólo tenemos una semana o diez días antes del receso” para abordar otros asuntos, señaló.

Durbin, encargado de llevar la disciplina de su partido en el Senado, dijo que antes del próximo receso legislativo todavía está pendiente la aprobación de una medida para mantener en funciones al Gobierno federal más allá del 30 de septiembre, cuando concluye el año fiscal en curso.

La mayoría de los republicanos ya había dejado claro desde la semana pasada que bloquearían el debate de la medida porque ésta incluye, a su juicio, material ajeno a los asuntos de defensa. Los republicanos se oponen tanto a la revocación de la ley contra los soldados homosexuales como a la inclusión del “Dream Act”, que permitiría la legalización de estudiantes indocumentados y que consideran como una “amnistía” para los indocumentados.

La senadora republicana de Maine, Susan Collins, hasta ahora la única en apoyar la revocación de la ley contra los soldados homosexuales, dijo esta mañana que se sumaría al bloqueo del debate porque los republicanos no tenían posibilidades de ofrecer enmiendas.

Lady Gaga, una ídolo de la música del pop en EE.UU., se ha sumado a la campaña para revocar la ley pero, aparentemente, no pudo con la oposición de los republicanos y grupos conservadores afines. El secretario de Defensa, Robert Gates, apoya esa revocación pero considera que el Congreso debe actuar con cautela hasta que el Pentágono entregue un estudio en diciembre próximo sobre el tema.

Temas relacionados