Mujer en EE.UU. muere producto de una inyección letal

Sus faltas las pagó con la vida, como no sucedía hace un siglo.

Teresa Lewis, una señora de 41 años de edad, murió por medio de una inyección letal este jueves, convirtiéndose en la primera mujer en casi un siglo en ser ejecutada en el estado de Virginia.

Lewis fue declarada muerta a las 21H13 hora local (01H13 GMT del viernes) en la prisión de Greensville, según informó el portavoz Larry Traylor.

En las afueras de la cárcel un grupo de unos 30 opositores a la pena de muerte hicieron sonar una campaña y rezaron al tiempo que Lewis se dirigía a su muerte.

Se trata de la decimosegunda mujer ejecutada en Estados Unidos desde el restablecimiento de la pena de muerte en 1976. En el mismo periodo murieron 1.215 hombres. Virginia es el estado más activo en el tema detrás de Texas (sur).