El sábado se inaugurarán los Bolivarianos

Santa Marta se pone a punto

La organización trabaja en la implementación de los escenarios para las justas, que reunirán a más de 4.000 deportistas de 11 países.

Esta semana fueron inaugurados varios de los escenarios que albergarán los XVIII Juegos Bolivarianos de Santa Marta, del 11 al 25 de noviembre. La Alcaldía de la ciudad y Coldeportes ultiman detalles para la ceremonia de apertura de las justas y el desarrollo de cada uno de los 50 campeonatos en 34 disciplinas.

“La puesta a punto de un estadio o coliseo es clave. Una vez está terminado en su estructura, se instalan todos los elementos para la competencia, como pisos deportivos armables, implementación, canchas, porterías, vallas de seguridad y todos los accesorios necesarios para juzgamiento, cronometraje y transmisión. La idea es que la zona de competencia quede lista para que comience el campeonato”, explica Juan Carlos Rueda, director de Recursos y Herramientas del Sistema de Coldeportes.

El funcionario asegura que la implementación es adquirida e importada por la Dirección de Posicionamiento y Liderazgo, que tiene convenios con el Comité Olímpico y las casas matrices de los fabricantes de esos elementos, que tienen que ser avalados por las federaciones internacionales de cada deporte.

El Coliseo Mayor, los estadios de sóftbol y béisbol, parte del Complejo de Raquetas y el patinódromo ya están listos.

Esta semana se terminarán las canchas de squash, el Complejo Acuático y la pista de atletismo y BMX, así como el Coliseo Menor. “Hay otros escenarios que no se construyeron, pero que se están implementando para los Juegos, como los de los colegios Inem, Cooedumag y el coliseo de Gaira, que lo hizo la Alcaldía y será sede del boxeo.

En los Bolivarianos, con sede principal a Santa Marta, pero que también tendrán competencias en Ciénaga, Cali y Bogotá, se entregarán 1.513 medallas, en 50 torneos. Participarán poco más de 4.000 atletas de 11 países, los siete de la Odebo (Chile, Venezuela, Perú, Colombia, Ecuador, Panamá y Bolivia) y cuatro invitados (República Dominicana, El Salvador, Guatemala y Paraguay).

A medida que se acerca el día de la inauguración aumenta la ansiedad en deportistas, entrenadores, dirigentes y periodistas, pero también entre los integrantes del comité organizador y los voluntarios, quienes trabajarán sin descanso para que todo salga bien.

“No se puede descuidar nada. En el Coliseo Menor, por ejemplo, haremos dos campeonatos, el de gimnasia y el de balonmano. Primero se prepara la zona de competencia y los espacios auxiliares para gimnasia, y cuando concluya se desmonta todo en un día y se prepara el maderamen para balonmano”, cuenta Juan Carlos Rueda, para quien Colombia se ha preparado adecuadamente para cumplir con su compromiso de realizar unas grandes justas.

Esta semana llegarán al país buena parte de los deportistas extranjeros, quienes tendrán un par de días para aclimatarse y conocer los escenarios.

El objetivo del equipo nacional es retener el título que ganó por primera vez hace cuatro años, en Trujillo, Perú. Venezuela, al que derrotó esa vez por apenas cinco medallas de oro, será el gran adversario.