Venezuela: siguen los apagones masivos

Juan Guaidó y el dilema de activar el artículo 187

En la oposición venezolana nuevamente hay una situación de discordia sobre las diferentes opciones que se manejan para sacar a Nicolás Maduro. ¿Cuál es el debate con el artículo que permite la intervención extranjera?

El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, está siendo presionado para activar un artículo que autoriza la intervención extranjera.  / EFE

En Venezuela pasa de todo en poco tiempo, y sucede con la rapidez con la que parte de sus ciudadanos cambian de opinión.

El 23 de enero Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, activó el artículo 233 de la Constitución (cuando se produzca la falta absoluta del presidente electo se encargará de la Presidencia de la República el presidente o presidenta de la Asamblea Nacional) en el cual se proclamó presidente encargado de Venezuela. Este hecho lo puso al nivel de popularidad de Hugo Chávez, pues según la encuestadora Datanálisis, Guaidó consiguió estar por encima del 60 % de respaldo, la cifra más alta que un líder opositor haya conseguido.

Sin embargo, hoy el cuento pareciera ser otro. Si bien todavía tiene una importante popularidad, Guaidó está siendo cuestionado por algunos sectores de oposición que le piden que active ya el artículo 187.11 de la Constitución, que señala: “Le corresponde a la Asamblea Nacional autorizar el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país”. Una solicitud que, hasta ahora, la comunidad internacional, incluyendo a Estados Unidos, no respalda.

Ver más: Las mil y una formas de vivir sin agua ni luz en Venezuela

“No podemos esperar que haya un salvador que tenga opciones mágicas. Hay gente que espera que Guaidó arregle las cosas y lo acusan de tener estrategias ‘lentas’. Pero hay un grupo que ha entendido que no podemos dejarnos llevar por las emociones. No hay salida mágicas, no queremos un nuevo mesías, queremos un líder que tenga ideas prácticas (...) Esto es una lucha desequilibrada, porque no tenemos armas”, explicó Yorelis Acosta, psicóloga política y social.

Y es que el cansancio y la desesperación comienzan a aflorar. Más aún cuando a la escasez de alimentos y medicinas se le suman a los apagones diarios. Pues ya son cinco los cortes de electricidad que han afectado al 90 % del país y el gobierno de Nicolás Maduro sigue sin dar soluciones.

Ver más: En menos de un mes, ya van tres apagones masivos en Venezuela

En reciente entrevista Juan Guaidó señaló que “cuando decimos ‘ya’ es que estamos hartos de esto y es entendible que queramos usar cualquier mecanismo”, refieriendóse al artículo 187.11, del cual señaló días después que está dispuesto a invocar. Eso sí con una claridad: lo activará sí, pero “en el marco de la cooperación”. "Debemos utilizarla cuando tengamos cooperación, porque no depende solo de nosotros. Hemos visto la posición del Grupo de Lima, de Canadá, entre otros, es distinta, no depende solamente de la aprobación de la Asamblea Nacional (...) Hoy nuestros aliados han dicho que no es el momento y que no es posible", agregó.

Mientras que sectores radicales de la oposición critican a Guaidó y le señalan que el gobierno ilegítimo de Maduro, sin activar el 187.11, permitió el ingreso de militares rusos al país. “La presencia de efectivos militares y transporte militar de Rusia constituye un acto lesivo de la soberanía venezolana”, señaló la OEA en un comunicado.

“Siempre va a haber gente que critique. No puedes pedirle a Guaidó que arregle en tres meses lo que se ha dañado en veinte años. El venezolano es muy fuerte, está pendiente de lo que sucede con el país, cuando nuestras prioridades están en resolver problemas básicos como falta de luz, agua, escasez de efectivo. Seguimos muy pendientes de la política y participamos, pero hay que seguir unidos”, indicó la psicóloga Yorelis Acosta.

Ver más: Cabildos abiertos, la apuesta de la oposición para salir de Maduro

En los últimos veinte años la oposición venezolana ha intentado salir de los gobiernos chavistas por casi todas las vías, incluida la opción de la fuerza por medio de marchas y enfrentamientos contra cuerpos de seguridad del Estado. Sin embargo, esta alternativa no ha funcionado, porque del lado opositor no hay armas, ni tampoco tienen el respaldo de las Fuerzas Armadas, según consideran especialistas.

De acuerdo con Félix Seijas, analista político, la salida por la fuerza no ha tenido éxito en ninguna parte del mundo. En el caso de la Primavera Árabe (2011), los ciudadanos lograron derrocar al gobierno de Ben Alí (Túnez) porque contaban con el apoyo del Ejército. Pero el uso de la fuerza en los demás países que conformaban ese grupo de naciones orientales (como Baréin, Libia, Siria y Yemen) no han logrado su objetivo y continúan los conflictos armados. Pese a esto, aún sigue vigente en la memoria latinoamericana la intervención militar que realizó EE. UU. en Panamá para sacar a Manuel Noriega.

Ver más: El matoneo de Maduro a la oposición en Venezuela

“La apuesta no puede ser cortoplacista (...) Ahora Guaidó vive un dilema grandísimo, pues la intervención no era como se pensaba: que todo el apoyo que se pudo tener con la ayuda humanitaria por parte de la comunidad internacional iba a funcionar para que la misma entrara. Se pensaba que se iba a tener a la comunidad internacional atrás con cañones y que todos los militares iban a colaborar, pero se dieron cuenta de que por ahí no es”, indicó Seijas.

Quizá por eso viene el cambio de Juan Guaidó, de un discurso radical a uno más flexible, aunque haya sectores que piden mayor contundencia para sacar a Maduro. Un ejemplo de ello es María Corina Machado, dirigente opositora, quien insiste: “La AN debe también asumir su responsabilidad y activar el artículo 187.11”.

Ver más:¿Es Guaidó presidente autoproclamado, interino o ilegítimo?

Mientras que un líder como Henrique Capriles, excandidato presidencial, considera: “Yo entiendo la desesperación en la gente. Esto es horrible, pero es inaceptable que ‘líderes’ sigan con el tema, porque pareciera que quieren echarle la partida para atrás a Juan Guaidó y joderle la paciencia (...) Están invocando la opción militar para atacar a Guaidó. Él es un demócrata a carta cabal (...) pero hay un grupito, el mismo de siempre, que lo quiere desinflar y debilitar”, aseguró.

Entre tanto, Maduro, con el 80 % de rechazo, mantiene su apuesta mientras el país colapsa: aferrarse al poder y esperar a que sus oponentes se cansen. “En este momento Maduro tiene costos por todos lados, pero el precio mayor no es quedarse en el poder”, agregó Seijás.

847905

2019-03-31T21:00:00-05:00

article

2019-04-01T21:47:38-05:00

[email protected]

none

Daniela Rojas Díaz / Caracas

El Mundo

Juan Guaidó y el dilema de activar el artículo 187

52

7551

7603