El Banco Santander compra el británico Alliance & Leicester

El Banco Santander comprará el británico Alliance & Leicester (A&L) en una operación en la que se cambiará una acción del grupo español por cada tres de A&L, lo que supone un coste para la entidad de 1.574 millones de euros y una ampliación del 2% de su capital para el canje.

La entidad española informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de esta operación.

En la misma se valora al banco británico en 1.259 millones de libras (unos 1.574 millones de euros) y, además de la aportación que se realizará a través del intercambio de acciones, el banco español prevé hacer una inyección de capital de 1.000 millones de libras (1.250 millones de euros).
 
La operación, por la totalidad del capital del banco británico con una prima del 36,4% con respecto a la cotización de la entidad el pasado viernes, supone una ampliación de capital del 2% por parte del Santander, mientras que A&L se integrará en la filial del grupo español Abbey.

Con la compra, que se espera que esté cerrada en octubre de 2008 con el visto bueno de los accionistas de ambas entidades y de las autoridades pertinentes, Abbey adelanta en tres años sus planes de expansión y casi roza las mil oficinas, ya que A&L aporta 254 sucursales, al tiempo que cuenta con 5,5 millones de clientes.

Según el presidente del Santander, Emilio Botín, la adquisición de A&L “será un paso significativo” en el desarrollo del negocio en el Reino Unido, ya que “la operación cumple con el objetivo de retorno sobre la inversión de Santander y genera valor para los accionistas”.
 
Busca también que Abbey sea “una de las principales franquicias del sector bancario en el Reino Unido”.
 
El presidente en funciones de A&L, Roy Brown, dijo que “el Consejo ha tomado la decisión de recomendar la adquisición por el Santander tras una cuidadosa consideración”, y afirmó que A&L “es un negocio sólido y atractivo y su resistente comportamiento es prueba de la calidad de su franquicia”.
 
Además señaló que “el Consejo es plenamente consciente de los riesgos externos significativos que suponen el deterioro en las condiciones de mercado” y las turbulencias en los mercados financieros, por lo que “la propuesta de Santander representa valor para los accionistas”.
 
Dijo asimismo que la combinación de A&L con los negocios del Santander en el Reino Unido “tiene un encaje excelente”.
 
La entidad de crédito hipotecario Alliance & Leicester, uno de los bancos británico que más han retrocedido en Bolsa en lo que va de año, subía esta mañana en el mercado londinense más de un 47 por ciento y ya había avanzado con fuerza el pasado miércoles (8,38%) tras conocer el mercado que Allan Gillespie, antiguo directivo de Royal Bank of Scotland, sería el presidente.

Hace un año, cada título de A&L valía en Bolsa 1.152 peniques, mientras que, a pesar de la subida, en la actualidad se intercambian por 324 peniques.

La adquisición valora cada acción del banco en 299 peniques y, sobre la base del precio de cierre de la acción del Santander el pasado viernes (11,23 euros), supone una prima de aproximadamente el 36,4 por ciento sobre el cierre de ese día de la acción de A&L.

Antes de la fecha en la que se cierre la compra, A&L tiene intención de acordar un dividendo a cuenta en dinero por importe de 18 peniques por acción y si se considera este dividendo, el valor de la oferta asciende a 317 peniques, lo que supone una prima de aproximadamente un 44,6%.

 

Temas relacionados